Home » Featured - Lo más destacado, Psicología infantil

Trucos para que su hijo se tome la medicina

11 enero 2012 No Comment

Cuando un niño se encuentra enfermo, queremos que se alivie lo más pronto posible. Sin embargo, puede que a la hora de administrar los medicamentos para su curación, el niño simplemente se resista a su consumo.

Es en ese momento que surge la siguiente interrogante: ¿Qué pueden hacer los padres al respecto?

Con el fin que el niño o bebé pueda tomar su medicina sin problemas, existen varias recomendaciones que, a continuación, se presentan:

Para bebés
Pedir ayuda a otro adulto o a hermanos mayores. Si se está solo, envolver al bebé en una sábana para que no mueva los brazos y pueda tomar el medicamento bien.

No acostar al bebé para suministrarle la dosis porque se puede atragantar. Si acaso, inclinarlo sólo un poco.

Poner sólo una pequeña cantidad del medicamento en la boca del bebé cada vez. Si el bebé escupe el medicamento, solicitar que otra persona le mantenga la boca abierta mientras se administra con cuidado el medicamento en el fondo de la boca. Luego cierre la boca del bebé con suavidad, pero con firmeza.

Solicitar en la farmacia, si ha sido infructuoso lo anteriormente expuesto, un chupón que se pueda rellenar con el remedio.

Pedir al pediatra que recete el medicamento que tenga mejor sabor, el que sea fácil de tragar o que se pueda suministrar por otras vías como los supositorios.

Usar un biberón-jeringa. Existen en el mercado un tipo de biberón que tiene una jeringa y que se utiliza para la administración de medicamentos. Solamente se requiere llenar la jeringa con la dosis exacta, meterla en un receptáculo que tiene el biberón y dejar que el niño beba.

Para niños
Desarrollar una actitud calmada y positiva para que el niño capte la importancia del consumo del medicamento. Si los padres se ponen nerviosos, el niño se negará a tomar la medicina con más facilidad.

Explicar de manera sincera y honesta al niño que el medicamento lo curará. La mayoría de los pequeños lo entiende e incluso los bebés captan el tono de voz de su mamá. Se le puede decir frases como: “esta medicina te pondrá bien para que puedas salir a jugar” o “ayer no te despertaste en toda la noche. Eso es porque la medicina te quitó el dolor”.

Disimular el sabor. En ocasiones el medicamento tiene mejor sabor si se toma frío. Cuando se trata de cápsula, se le debe preguntar al pediatra si se puede abrir y mezclarlo con el pudín. Si la respuesta es “no”, pregunte si se le puede dar entero, pero junto con alimentos como papillas de frutas, miel de maíz jarabe de maple o de chocolate; los jugos de fruta y los néctares, ya que éstos ayudan a la digestión y absorción de algunas medicinas.

Usar un juego. Se puede hacer un concurso con el niño para ver qué tan rápido se la toma. Si se toma el medicamento sin problemas, se le puede dar como premio un jugo que, en realidad, le servirá para quitarse el mal sabor de boca. Incluso se le puede mostrar la bebida para incentivarlo. Nota: Recuerde, en caso de suministrar el jugo con el medicamento disuelto, que es necesario mezclarlo bien antes que el niño lo tome, ya que, en caso contrario, corre el riesgo que éste quede en el fondo.

Administrar el medicamento a la misma hora y en el mismo lugar. Se aconseja advertir al niño cuándo es la hora de tomar la medicina para que tenga una sensación de control. En este sentido, se puede colocar una hoja en la puerta del refrigerador que sirva como registro y que se marque (con un gancho, dibujo, calcomanía, etc.) cuando se ha tomado el medicamento.

Evitar las batallas corporales. No es recomendable someter físicamente al niño para que se la tome. En este sentido, se aconseja hablar con el doctor, la enfermera o la trabajadora social, para obtener consejo profesional sobre el tema.

Explicarle las consecuencias de no tomar los medicamentos. Si el niño se niega, es importante explicarle qué consecuencias tendrá dicha actitud. Se le puede decir “Si no tomas la medicina, seguirás enfermo y, mientras estén así, no podrás salir a jugar”.

Preguntar al pediatra, en caso que el niño vomite la medicina, si debe dársela de nuevo o si es mejor otro.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.