Home » Psicología infantil

Cómo ayudar a su hijo a superar la timidez extrema?

8 Mayo 2011 No Comment

Desde que nacen muchos niños muestra una conducta osada y hasta temeraria mientras que otros son más bien tímidos.

En este sentido, muchos padres de familia se inquietan, ya que consideran la timidez como un verdadero problema.

Sin embargo, ésta sólo debe ser motivo de preocupación cuando interfiere con el desarrollo social del niño haciendo que le resulte difícil hacer amigos, rechace invitaciones a las fiestas de sus compañeros y no quiera participar en las actividades deportivas.

Si no se procura una pronta solución, este tipo de timidez puede convertirse en un verdadero obstáculo cuando el niño crece haciendo difícil su interacción con otras personas. Por ello, se presentan a continuación una serie de técnicas y recomendaciones que pueden ayudar a superar esta conducta.

No debe etiquetar al niño. No debe etiquetar al niño como tímido, ya que él pudiera percibir esta conducta como parte de él. Por esta razón, es mejor enfocarse en las veces en que el niño ha sido más social. Otra sugerencia consiste en usar palabras que proporcionen connotaciones positivas de su comportamiento como, por ejemplo, que es precavido o cuidadoso.

No regañar al niño. No es conveniente regañar o hasta castigar al niño por ser tímido. Un mejor enfoque consiste en preguntarle las razones de su conducta. Por ejemplo, podría preguntar ¿Quieres jugar con tus amigos más tarde? ¿Por qué no ahora?

Propiciar encuentros sociales seguros. Se debe fomentar las visitas sociales especialmente si el niño pareciera que está dispuesto a tener cierta amistad con algún chico en especial de esta forma hará más cómoda las experiencias sociales reduciendo así alguna ansiedad que pueda sentir.

Ser sociable uno mismo. Es importante que los padres den ejemplo de sociabilidad y que el niño vea desde pequeño que se invita a amistades a la casa, ya sea para juegos de mesa o simplemente para cenar. Aunque estas actividades pudiera ser difícil de organizar cuando ambos padres trabajan, se requiere que el niño se vaya acostumbrando a un ambiente con otras personas, para que la experiencia no resulte tan atemorizante

Quedarse cerca de su hijo. Si se asiste a una reunión social con un niño muy tímido, es importante que el padre sostenga la mano del niño y empiece a hablar con otros niños (si están presentes) hasta que su hijo también empiece a hablar. De esta forma la está brindando apoyo y seguridad lo que reduce el temor que pudiera sentir.

Alentar al niño a hablar en casa. Se podría establecer durante el día un tiempo para que el niño cuente una buena noticia o relate algún acontecimiento positivo que ha tenido. Es necesario escucharlo sin juzgarlo y reconocer sus sentimientos; lo importante es compartir con él sus experiencias lo cual contribuirá al logro de su autoseguridad.

Averiguar sus intereses. Es necesario que el padre de un niño tímido investigue cuál actividad disponible en la comunidad puede despertar su interés desde lecciones de natación hasta teatro infantil, pero no debe ser una elección impuesta ya que podría ser contraproducente. Debe ser seleccionada por el niño.

Buscar el apoyo del maestro. Se le debe indicar al maestro que se está buscando actividades que ayuden al niño a sentirse más cómodo en su interacción con los demás. De esta manera, el maestro puede ayudar para que el niño tímido pueda salir del rincón y se integre al grupo o inclusive puede proporcionarle como pareja de un compañero que sea más abierto.

Hablar sobre un nuevo evento. Si el niño tendrá que enfrentar situaciones nuevas como un cambio de escuela o de vecindario, se debe hablar con él sobre lo que va a suceder y de lo que verá y hará para que pierda cualquier miedo que pudiera sentir. Igualmente, resulta recomendable visitar con el niño el nuevo vecindario o la escuela, hablar con los maestros nuevos y hacer que conozca a otros niños con el fin que se vaya familiarizando con el nuevo ambiente.

No sentirse tenso. Ante nuevas actividades o cambios los propios padres pueden sentir ansiedad y pueden involuntariamente transmitir ese sentimiento a sus hijos quienes lo percibirán y se sentirán temerosos. Por esa razón, se aconseja que los padres permanezcan calmados e informales cuando anuncien una situación nueva.

Compartir las experiencias. Resulta positivo que los padres relaten a sus hijos alguna experiencia o anécdota que han tenido sobre una situación parecida a la que se puede enfrentar el niño y de cómo superó sus inseguridades de esta forma el niño puede sentirse más confiado.

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.