Home » Headline - Lo nuevo, Psicología infantil

Remedios naturales para la hiperactividad infantil

15 Julio 2014 No Comment

remedios hiperactividadLa hiperactividad infantil es muy común y cada día que pasa se está haciendo más frecuente.

Algunos indicios de este padecimiento son la impaciencia permanente, la impulsividad, la incapacidad de permanecer quieto, atención por sólo breves lapsos, la agresividad, la ira, la torpeza, la inestabilidad emocional, el dejar de escuchar o seguir instrucciones, la frustración frecuente, el dolor de cabeza, la falta de coordinación motora, inhabilidades de aprendizaje, proferir mentiras, la falta de concentración, la conducta autodestructiva, las alteraciones del sueño, los retortijones y las rabietas.

Se desconocen las causas precisas de la hiperatividad, pero muchos casos parecen relacionarse con uno o más de los factores siguientes: las reacciones a los aditivos alimentarios, en particular al azúcar, los salicilatos, la cafeína, los colorantes y saborizantes artificiales, los edulcorantes sintéticos, los nitratos y los preservadores, tales como el BHA y el BHT; la exposición a los contaminantes ambientales.

Igualmente, las alergias y la hipersensibilidad a determinados comestibles, en especial a los alimentos que incluyen fosfatos o que tienen un alto contenido de fósforo, como las carnes, las grasas y las bebidas gaseosas; el envenenamiento con metales pesados como el cadmio, el cobre, el plomo, el manganeso y el mercurio; el hipertiroidismo; la hipoglucemia; la dieta deficiente, en particular aquella que carezca de proteínas; las deficiencias nutricionales, y la pérdida de la visión o el oído y la herencia puede desempeñar un papel a este respecto

Tal vez el niño se vuelva hiperactivo, si su madre fumó o consumió bebidas alcohólicas o drogas durante el embarazo, si hubo algún trauma prenatal o si al bebé le faltó oxígeno en el momento de nacer.

Remedios naturales

Remedio para la hiperactividad #1 Meaclar 25 gotas de aceite de lavanda, 8 gotas de aceite de cedro, 20 gotas de aceite de manzanilla, 6 gotas de aceite de ilang-ilang, 10 gotas de aceite de palo rosa, 4 gotas de aceite de cilantro y 10 gotas de aceite de sándalo en un recipiente de vidrio limpio. Usar esta fórmula en un difusor o lámpara, según sea necesario.

Remedio para la hiperactividad #2 Verter 3 gotas de aceite de lavanda, 1 gota de aceite de hinojo, 1 gota de aceite de albahaca,  y 1 gota de aceite de mejorana  en una tina o bañera llena con agua caliente. Sumergir el niño en este baño durante 10 a 20 minutos o el mayor tiempo posible. Repetir según se requiera.

Remedio para la hiperactividad #3 Verter 60 mililitros de aceite de almendras  en un recipiente limpio y luego agregar 2 gotas de resina de benjuí, 2 gotas de aceite de lavanda, 2 gotas de aceite de neroli, 1 gota de aceite de manzanilla, 1 gota de aceite de rosa, 2 gotas de aceite de palo rosa y 1 gota de aceite de ilang-ilang.  Mzclar bien los ingredientes. Al menos una vez al día, según se necesite, dar masaje a la piel del niño (mayor de cinco años) con esta fórmula.

Remedio para la hiperactividad #4 Verter 1 gota de aceite de manzanilla y 1 gota de aceite de lavandas en una tina o bañera llena con agua caliente. Sumergir al niño en este baño durante 5 a 15 minutos (o por el mayor tiempo que usted pueda persuadirlo de permanecer en la bañera). Repetir según se requiera.

Remedio para la hiperactividad #5: Verter 30 mililitros de aceite de oliva en un recipiente limpio y añadir, después, 2 gotas de aceite de manzanilla y 2 gotas de aceite de lavanda.  Mezclar bien. Una o más veces al día, según se necesite, dar masaje a la piel del niño con este remedio.

Recomendaciones

A menudo, la dieta puede combatir exitosamente la hiperactividad; los cambios en el régimen alimentario suelen producir una mejoría inmediata. La persona que sea hiperactiva debe evitar ingerir los alimentos arriba enlistados, puesto que desencadenan el padecimiento en cuestión.

Otros productos cuyo consumo deben evitarse son los antiácidos, el tocino, los caramelos, la salsa catsup, el chocolate, las pastillas contra la tos y la irritación de garganta, el jamón, los hot dogs, los helados, los embutidos, la leche, la margarina, los alimentos procesados, la sal, los refrescos, la salsa de soya, el vinagre de sidra, y todo alimento que contenga colorantes, saborizantes o edulcorantes artificiales.

Lea las etiquetas con cuidado. Algunas mantequillas, quesos, té y dentífricos,entre otras cosas, contienen tales aditivos. La eliminación de los salicilatos es un poco más difícil, porque éstos se forman de manera natural en ciertos alimentos. Las fuentes naturales de salicilatos incluyen las almendras, las manzanas, los albaricoques, las fresas, frambuesas y zarzamoras, las cerezas, los pepinos, las grosellas, las naranjas, los duraznos, las ciruelas, las ciruelas pasa y los tomates.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.