Home » Headline - Lo nuevo

Pie plano en la infancia y sus tratamientos

6 febrero 2014 No Comment

pie plano en la infanciaLas deformidades en los pies afectan a uno de cada 400 recién nacidos y pueden ser congénitas, bien hereditarias o bien adquiridas por alteraciones durante la gestación, o alteraciones anatómicas por malposición durante la etapa fetal.

En el examen del pie del lactante, cualquier anomalía debe de ser tratada durante los primeros meses previos a la bipedestación y el especialista tendrá que realizar un examen neurológico, tónico-postural, comprobar la movilidad articular y verificar si existen alteraciones en la piel.

Según el grado de estos trastornos, se valorará y tratará de una u otra forma. En los casos leves, basta con realizar un seguimiento funcional para ir observando su evolución hacia la normalidad. En los casos graves hay que actuar precozmente, aprovechando la fácil adaptación de la flexibilidad lógica en estas etapas de desarrollo.

¿Cómo evoluciona la anatomía del pie del niño?

El pie del bebé es redondeado, con una capa de grasa que oculta la bóveda plantar en los primeros meses. Al nacimiento, suele medir unos 7,5 centímetros (40 por ciento del tamaño del adulto), al año mide unos 12 centímetros y aumenta 10 centímetros en los siguientes cinco años. Cuando se llega a los 10 años, las niñas tienen el 91 por ciento de su tamaño final y los niños, el 85 por ciento.

Pie plano laxo infantil

Algunos niños nacen con lo que se podría definir como “pie aplanado”, lo que supone un motivo frecuente de consulta con el pediatra, al no apreciar los padres la huella plantar. Pero, en ocasiones, se trata de un pie plano laxo, producto de la laxitud de los ligamentos a estas edades, y no es necesario su tratamiento para la adquisición de la huella plantar, aunque sí que se precisará tratamiento para evitar las alteraciones de la marcha que acompañan a estos niños laxos también en otras articulaciones de los miembros inferiores.

Las alteraciones de la marcha se van a dar más bien por su laxitud articular y debilidad del sistema músculo esquelético,   acompañada en muchos casos por la poca práctica de ésta (ya que los niños suelen ir más en brazos o en cochecito que caminando), por lo que el pequeño va a mostrar una marcha torpe con frecuentes caídas, que es lo que hace insistir a los padres en la consulta. Sin embargo, lógicamente, la patología del pie no tendría relación con las caídas, siendo más atribuibles a la alteración del desarrollo psicomotor o simplemente a la propia inmadurez.

Los recién nacidos y niños menores de tres o cuatro años presentan con gran frecuencia un pie plano debido a la presencia de grasa plantar y al aumento de la laxitud ligamentosa.

A medida que el niño va creciendo la hiperlaxitud va desapareciendo y la bóveda plantar se va desarrollando, todo ello de manera progresiva, hasta los doce años, en que el pie adquiere su configuración definitiva.

El pie plano laxo infantil o pie plano flexible, es una alteración ortopédica menor, con frecuencia relacionada con la hiperlaxitud, que persiste en los niños en edades por encima de los tres o cuatro años, y que se puede acompaña de otras anomalías, como el aumento generalizado de movilidad articular.

Este tipo de pie se puede ver agravado por el sobrepeso y la hiperlaxitud familiar. Es conveniente, ante cualquier pie plano, realizar una exploración neurológica completa, ya que muchos son las primeras manifestaciones problemas neuromusculares.
En cuanto al tratamiento, parte importante de él consiste en la utilización de un calzado bajo, flexible en la puntera y con contrafuerte interno.

En cambio, no será necesaria la utilización de añadidos al interior del calzado, ni la prescripción de plantillas. Los pies planos laxos no se tratan; cuando se requiera se puede tratar el defecto de apoyo y mejorar la marcha fatigosa con un calzado apropiado (y no en todos los casos). El arco plantar no se modifica por el uso de plantillas, lo que mejora es el apoyo y la carga del miembro inferior, mejorando por tanto la marcha y el apoyo correcto de la espalda.

El pie plano

El pie plano se caracteriza por el valgo de talón, al que generalmente se asocia una disminución más o menos importante de la altura del arco longitudinal interno durante el apoyo.

Hay tres tipos de causas que lo pueden producir: las alteraciones óseas, las alteraciones músculo-ligamentosas y las alteraciones neuromusculares.

Cada una de estas causas tiene sus grados, de leves a graves, y en muchos de estos casos existen causas combinadas entre el origen de las alteraciones.

Esta valoración diagnóstica nos tiene que ayudar para iniciar y decidir el tratamiento adecuado que puede variar entre el tratamiento quirúrgico precoz, el uso de calzado ortopédico y el uso de plantillas especiales (siempre a medida para cada caso) o una actitud por parte del especialista simplemente de observación, sin ningún tratamiento. En ocasiones hay actuaciones que podrían empeorar el estado inicial.

Tratamiento

Irá en función del tipo de pie plano, la incapacidad funcional y la edad del niño. La recomendación de un calzado con contrafuerte dependerá de las deformaciones que se puedan observar en el calzado de uso normal y de la mejoría de la utilización de hormas especiales.

Es necesario recomendar a los padres que lleven a los niños a caminar largos paseos, abandonado lo antes posible el carro y el llevarlos en brazos.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.