Home » Otros temas

¿Cómo debe ser el padre ideal?

23 abril 2013 No Comment

buen padreEn estos tiempos tan difíciles para criar a los hijos y donde reina tanta influencia negativa, muchos padres ven como una buena opción convertirse en los mejores amigos de sus hijos.

Sin embargo, no resulta fácil, ya que los padres y sus hijos poseen distinta mentalidad, distintos intereses y sobre todo motivaciones. 

Entonces, surge la siguiente interrogante ¿Qué pueden hacer los padres? ¿Resulta recomendable adoptar el modelo padre amigo o cuál es el mejor modelo?

Un padre evolutivo

La figura de los padres ha ido cambiando. Antaño era muy común ver a estos ejercer un control férreo sobre sus hijos para así mantenerlos  supervisados  en cualquier aspecto. Esto no resultaba siempre lo ideal, puesto que el hijo experimentaba rechazo al tener que sostener cargas insoportables que derivaban en infelicidad y falta de confianza.

Algunos padres, entonces, decidieron optar por bajar un poco las reglas e incrementar el afecto para poder convertirse en amigos.  En otras palabras, los padres han evolucionado ya que ahora procuran escuchar prestando una atención real cuando los hijos necesitan expresarse, además están pendientes, no sólo de las necesidades físicas de los hijos como la alimentación y vestimenta, sino también de las espirituales o emocionales. Y es que los buenos padres de hoy en día “están constantemente preparándose, buscando la manera de ejercer su rol de padres de la mejor manera.

Disciplina y autoridad

No obstante, estas figuras suelen buscar la aceptación de sus hijos sin importar las consecuencias y sin tener en mente que a veces ellos no necesitan compañeros, sino figuras de autoridad que los instruyan y guíen en sus caminos. Los padres que se convierten en amigos en muchas ocasiones pecan de ser demasiado permisivos y poco firmes cuando sus hijos los desobedecen. Esto genera que los pequeños y adolescentes se conviertan en caprichosos y exigentes, resultando dañino, ya que trae consigo una falta de educación.

Los problemas o conflictos se generan al momento en que se da un desequilibrio en la balanza. Por ejemplo, cuando motivados por el deseo de demostrar amor y cariño hacia nuestros hijos, perdemos de vista la disciplina, que es un componente tan importante dentro de su crianza. Si esto ocurre, llegará el momento en que estaremos cediendo a los deseos y caprichos de nuestros hijos, perdiendo autoridad y mandando un mensaje equivocado de que pueden hacer lo que ellos quieran.

Lo más recomendable es evitar los extremos puesto que existen muchos padres que se bajan a la edad de sus crios y no se sabe quién es el padre  y quien es el adolescente”

Un padre amigo

Un padre amigo debe saber que lo primero que tiene que hacer es adaptarse al mundo de los adolescentes; un mundo que es muy diferente al suyo. No basta con sólo darles o privarles de cosas a los hijos sino que deben transmitir experiencias, confidencias, opiniones, ayudas y muchas cosas más que un buen procreador puede aportar.

La clave para que un padre pueda convertirse en un amigo de su propio hijo recae en la confianza. Es muy importante que el hijo pueda confiar en su padre y viceversa para que se pueda desarrollar una relación de amistad. Para esto, el progenitor debe tener en cuenta que dedicarle tiempo a su hijo es primordial, pues esto le demuestra que la persona que le dio la vida también está dispuesta a acompañarlo en los procesos difíciles de ella. 

Definitivamente el ideal sería que cada ser humano tuviese en sus padres a aquellas personas especiales con las cuales pueda compartir todas la bendiciones y beneficios que reporta la amistad sincera.

Un padre amigo siempre debe respetar la intimidad de su hijo. El adolescente tiene un estilo de vida diferente, por esto es recomendable que la persona encargada sea consciente de que es necesario respetar la intimidad del mismo al dejarle tiempo libre, sin presionar, para que el hijo se sienta siempre cómodo.

Un padre ideal

Los padres ideales son aquellos que pueden mantener un balance entre la autoridad y el afecto. Son personas capaces de establecer límites claros mientras permiten que sus hijos se expresen libremente. Lo importante es que éstos no ejerzan un control absoluto y que a la vez no sean absolutamente permisivos.

Como padres y madres debemos desarrollar una relación basada en el amor, el respeto, la comunicación, la comprensión, aceptación y disciplina”y todo esto requiere de nuestro esfuerzo y dedicación para brindar todo el amor posible, pero también toda la disciplina, corrección, dirección y orientación necesarias en su debido momento.

En esencia, los padres siguen siendo figuras que deben proporcionar todo el cariño y el afecto necesario para que los infantes puedan surgir en la sociedad y obtener valores importantes. Pero a su vez deben también poseer criterio y establecer reglas que ayuden a los niños a crecer con confianza en ellos mismos que les permita ser independientes, creativos y maduros

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.