Home » Headline - Lo nuevo

Ambliopía u ojo vago en los niños

20 septiembre 2012 No Comment

ojo vago o perezosoPara tener una buena visión, es importante que los dos ojos trabajen correctamente. Cuando el niño nace, va aprendiendo a que sus ojos trabajen juntos.

Sin embargo, algunos niños desarrollan ambliopatía, conocida también como ojo vago u ojo perezoso, un problema que conlleva un trastorno en la agudeza visual y que afecta aproximadamente un 2,5 por ciento de la población mundial.

¿Por qué se produce?

La mayoría de los casos de ojo vago se debe a una diferencia de graduación entre los dos ojos, que puede tener como origen una miopía, una hipermetropía o un astigmatismo elevado aunque también puede deberse a una catarata o una córnea opaca.

Todos estos problemas visuales impiden que la imagen sea enfocada correctamente en la retina y, por tanto, con el fin de no tener visión doble, el cerebro utilizará la imagen del ojo que funciona mejor y el otro, progresivamente, lo irá anulando, convirtiéndolo en un ojo vago.

Solucionarlo a tiempo

El ojo vago es un problema que sólo se puede corregir antes de los 8 años (edad que termina el desarrollo  del aparato visual).  Después de esa edad la disminución de la agudeza visual será irreversible, ya que las células cerebrales encargadas de la visión que no han sido estimuladas durante la niñez no pueden desarrollarse después.

Por tanto, la detección precoz es fundamental (preferiblemente antes de los 3 años de edad), tanto por parte de los padres como por los profesores, mediante las revisiones periódicas oculares anuales a las que debe acudir el niño.

El tratamiento se basa en proporcionar la mejor imagen posible al ojo vago, corrigiendo el defecto que padezca mediante gafas o lentes de contacto o el uso del método llamado oclusión que consiste en cubrir el ojo fuerte con un parche por lapsos determinados al día.  De esta forma, el niño aprende a usar más el ojo débil.

¿Cómo puedo detectarlo en mi hijo?

Es importante notar si un ojo del niño se desvía a un lado mientras que el otro permanece con la vista al frente. En un recién nacido, es común ver que los ojos se desvíen, pero a medida que el niño crece, sus ojos deben empezar a enfocar y trabajar juntos (ciertamente, antes de los cuatro meses de edad).

¿Qué puede hacer por mi hijo?

Si el doctor decide que el niño debe usar parche sobre el ojo fuerte, es necesario que los padres ayuden en este proceso de la siguiente forma:

Explicar la razón del uso del parche Si su hijo es lo suficientemente grande como para comprender, cubra el ojo fuerte con su mano y pregúntele cómo se siente ver con el otro ojo. Si le dice: ‘No muy bien’, explíquele que ese ojo está débil y que al parcharlo hará que se fortalezca, como el otro ojo.

Seleccionar el horario del parche. Delimite un tiempo específico para que su hijo use el parche.   Puede llamarlo “‘el horario de parche’ y haga que siempre sea el mismo todos los días. De esa forma, se convertirá en una rutina, y el niño sabrá qué esperar.

Tratar de mantenerlo dentro de casa. Puede ayudar tener el horario del parche durante la parte del día en que el niño está en casa. Es necesario alentarlo para elegir un periodo como de tres a seis de la tarde, en que no estará en la escuela o la guardería.  Él podrá aceptar más fácilmente el parche, si no tiene que usarlo frente a sus compañeros de clase. Otra razón importante para colocar el parche en casa es que usted, como padre, puede supervisar el proceso de parchado.

Tener cuidado de prevenir que mire a hurtadillas. Para tratar la ambliopia, sólo se debe usar un parche para oclusión que haya sido prescrito por un oftalmólogo. Estos parches vienen en dos tamaños y tienen adhesivo alrededor, para que se adhiera firmemente a la cara y se evite que mire a hurtadillas. El tamaño Júnior es para niños de hasta cinco años. Los niños mayores utilizan el parche de tamaño regular. Es importante asegurar bien el parche a la cara del niño y no a los anteojos. Si adhiere el parche a los anteojos, el niño podrá mirar a hurtadillas con su ojo fuerte por sobre los bordes y no se demandará lo suficiente del ojo débil.

Hablar con el maestro sobre las burlas. Un parche puede hacer que un niño sea el blanco de todas las burlas. Si el horario del parche debe ser durante la jornada escolar, solicite el apoyo del maestro de su hijo.  El maestro puede dar una lección de cómo todos somos diferentes, hay personas altas, bajas, gordas y delgadas. Puede señalar que las diferencias, como usar anteojos o parches, sólo son diferencias y no hacen a las personas mejores ni peores que otras.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.