Home » Headline - Lo nuevo, Sin categoría

Recomendaciones para prevenir y combatir la obesidad infantil

22 julio 2015 No Comment

obesidad infantiLa obesidad infantil es un problema más común de lo que se cree, ya que se estima que entre un 16 y un 33 por ciento de los niños y adolescentes son obesos.

Generalmente, se considera como un niño obeso aquél que sobrepasa por lo menos en un 10 por ciento el peso recomendado para su estatura y constitución. Normalmente, la obesidad infantil se comienza a observar desde los 5 ó 6 años.

Los niños obesos tienen una probabilidad del 50 por ciento de seguir siéndolo de adultos y en el caso de los adolescentes entre el 70 y el 80 por ciento.De allí la importancia de quelos padres y hasta el propio niño tomen las medidas necesarias al respecto.

Causas:
* Ingesta excesiva de energía
* Sedentarismo (falta de actividad física)
* Factor genético
* Ciertas enfermedades, como problemas endocrinológicos o neurológicos
* Ingesta de determinados medicamentos.

Consecuencias de la obesidad infantil
La obesidad infantil puede desencadenar una serie de complicaciones tanto físico como psicológicos
* Diabetes tipo II
* Pubertad precoz
* Apnea del sueño
* Trastornos hepáticos
* Hipertensión
* Desarreglos de los lípidos en sangre (triglicé-ridos y colesterol),
* Alteraciones arteriales
* Cálculos biliares.
* Imagen negativa de uno mismo,
* Baja autoestima

 

Recomendaciones si su hijo sufre de obesidad infantil

Someter al niño o niña a una evaluación médica por parte del pediatra o el médico de familia para determinar la causa y descartar la existencia de un problema físico.

Introducir cambios en sus hábitos alimentarios poco a poco y que incluyan planificar las comidas, hacer una mejor selección de los alimentos, controlar las porciones, entre otros.  Igualmente, es importante que estos cambios sean un asunto  familiar, ya que no tendrá valor darle el niño a comer sano mientras que el resto de la familia consume alimentos grasos y con mucha azúcar. El ejemplo que den los padres a la hora de comer es sumamente importante.

Evitar la tentación Si quiere alentar a su niño para que no tome algunos alimentos como papas fritas y refrescos embotellados, no los lleve a casa.

Controlar las comidas del niño en el colegio o cuando se encuentra fuera de casa.

Limitar las meriendas (y que éstas sean sanas como una fruta o un yogurt) y no utilizar nunca los alimentos como premio.

Fomentar en el niño otros intereses e inquietudes que lo distraigan de la comida como la práctica de deportes de grupo, animarle a caminar todos los días un rato o a montar en bicicleta y, a ser posible, acompañarle, para que así se encuentre siempre motivado.

Ayudarle a mejorar su autoestima enfatizando sus puntos fuertes y positivas en vez de sólo hablar de su problema de peso. 

Leer otras recomendaciones naturales para la obesidad infantil

 

Para evitar que su hijo pequeño sufra de obesidad infantil

Preferiera la lactancia materna. Debido a que primeros meses suponen un período transcendental en el desarrollo y salud del niño, los doctores recomiendan la leche materna, ya que es una alimentación que aporta todos los nutrientes que el niño requiere y le protege del sobrepeso.

Si debe de todos modos proporcionar leche de vaca, debe ser leche entera, no desgrasada o baja en grasa. La leche entera es una fuente importante de elementos nutritivos vitales. La cantidad adecuada: entre 2 y 4 vasos diarios, hasta la edad de 2 años.

Incorpore gradualmente los alimentos sólidos: un solo alimento a la vez para poder detectar posibles alergias. Al incorporar los vegetales a la alimentación del niño, se recomienda comenzar con los amarillos, después los verdes, y finalmente los mixtos. Para calmar la sed de su bebé, sólo debe darle agua solamente y no bebidas azucaradas u otras preparaciones.

Una vez a terminado de incorporar los alimentos, puede suministrar al niño una dieta variada que incluya:

* Cereales (pan, pasta y arroz) y las patatas (hidratos de carbono complejos) el cual debe corresponder entre el 50 y el 60 por ciento de las calorías de la dieta.
* Pollo sin piel, ternera magra y, fundamentalmente, pescado (proteínas) deben corresponder entre el 10 y el 15 por ciento de las calorías totales
* Frutas, verduras y hortalizas hasta alcanzar, al menos, 400 g/día, equivalente a consumir cinco raciones diarias de estos alimentos.
* Sal menos de 5g/día y favorecer la toma de sal yodada
* Agua debe ser consumida entre 1,5 y2 litrosal día.

Dar prioridad al desayuno. Es la comida del día más importante ya que constituye el pilar de energía del día y evita o disminuye el consumo de azúcares y bollería (que engordan) y mejora el rendimiento intelectual y físico y la actitud en el trabajo escolar.

Evitar o reducir el consumo de los azúcares simples: golosinas, refrescos, azúcar, dulces y grasas saturadas y los ácidos grasos presentes en alimentos industrializados como dulces y snacks. Lo mejor es no tenerlos en casa para evitar que los niños accedan fácilmente a ellos.

Evitar que el niño coma frente al televisor, ya que añade de38 a73 minutos al tiempo que se pasa frente a la pantalla a lo largo del día lo que contribuye al sedentarismo y consecuentemente a la obesidad.

No someter a los bebés a una dieta baja en grasa calorías. Ellos necesitan la grasa para el desarrollo de sus huesos, su cerebro; además, las calorías les son imprescindibles para seguir creciendo a un ritmo adecuado.

consejos practicos

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.