Home » Headline - Lo nuevo, Otros temas, Psicología infantil

Cómo enseñar a un niño el uso del inodoro

11 Junio 2014 No Comment

como ensañar al niño a usar el inodoroMuchos padres, cuando su hijo o hija alcanza a cumplir dos años, están ansiosos para que aprenda a usar el inodoro. La presión es mayor cuando ellos quieren llevar a su hijo a un jardín infantil o a una guardería donde no recibe niños con pañales.

Sin embargo, resulta conveniente tomar en cuenta que si se le presiona al niño para que vaya al inodoro antes de que esté preparado se puede atrasar el proceso y hasta puede existir un desgaste emocional para ambos en la realización de una tarea para la cual el niño todavía no está preparado.

Según investigaciones médicas, muchos de los niños a los que se les intenta enseñar a usar el inodoro antes de que cumplan 18 meses no consiguen dominar el proceso hasta que tienen 4 años, pero un gran porcentaje de aquellos que empiezan a aprender alrededor de los 2 años, pueden usar el inodoro sin problemas al llegar a su tercer cumpleaños.

Sin embargo, es importante observar que existen niños que pudieran estar preparados un poco ante o después. Entonces surge la siguiente interrogante:

¿Cómo saber si el niño está listo?
El niño está preparado para este proceso cuando:

  • Parece más deseoso por complacer a sus padres y hasta imitarles (desean usar ropa interior o
  • en usar el baño “como los grandes”)
  • Es capaz de entender y seguir instrucciones básicas.
  • Se siente incómodo de tener el pañal mojado.
  • Puede subirse y bajarse los pantalones o la ropa interior solo. Eso ayuda a la independencia de este proceso.

Antes de este momento, el padre sí puede enseñarle a su hijo a “darse cuenta” de que tiene ganas de ir al baño (es como identificar cuando tiene la urgencia) y felicitarlo porque está seco al menos por dos horas.

En otras palabras, el padre debe identificar las señales emitidas. Cuando los niños se están orinando usualmente se mueven de un lado a otro (como si bailasen) y tienden a cruzarlas piernecitas. En allí que el padre puede enseñar a su hijo a identificar su necesidad y decirle “Creo que te estás orinan ven, vamos al baño”.

Algunos consejos para que el niño aprenda a ir al baño:

Comprar el equipo Necesitarás un buen orinal (elige los de colores vivos, o uno blanco que él pueda decorar), o un asiento infantil que se acople al inodoro. Se debe comprar ropa interior de tela, o los pañales desechables que suben y bajan; estos colócaselos un par de horas al día y ve disminuyendo el tiempo paulatinamente.

No tratar de entrenar para que el niño haga dos cosas a la vez; se debe empezar con el control de la orina. Durante las primeras semanas, el niño o niña debe sentarse en el orinal completamente vestido mientras el padre le explica qué es, para qué sirve y cómo se utiliza el orinal.

Una vez ha practicado varias veces este proceso, el padre debe tratar que el niño se sienta sin llevar puestos los pañales siempre observando el movimiento de la vejiga de su hijo (Cada cuánto tiempo después de haber ingerido líquido lo desecha). Eso le dará una idea para no sentar a los niños por largas horas en el baño sin que nada pase.

Con el control de las heces, el padre debe sentar al niño diariamente, regularmente y a la misma hora. Es importante que el niño comprenda la importancia de apoyar los pies firmemente en el suelo, pues esto será importante al evacuar.

No usar este tiempo para jugar con su hijo, ya que, de esta forma, sólo lo estaría distrayendo. Por ello, se debe mantener los estímulos como juguetes y libros fuera del área. De esta manera el niño comprenderá que ir al baño no es una visita social o un paseo al parque.

Felicitar al niño Una vez hijo sienta ganas de orinar y va al baño, el padre debe felicitarlo.

Acompañar al niño al baño, pero guardando una distancia. Poco a poco, a medida que el niño va mejorando en el uso del baño, el padre puede ir saliendo un paso a la vez.

Tratar de animar al niño para usar el inodoro también por la noche o antes de hacer la siesta. El mejor enfoque consiste en instar al niño a que use el orinal justo antes de acostarse y en cuanto se despierte. También es conveniente ponerle pantaloncitos de entrenamiento en vez de pañales corrientes durante la siesta o por la noche.

Ser consistente y paciente. Los padres deben dedicar el tiempo a su hijo en este proceso, ya que, de otra forma, sólo lo confundiría. Recuerde que la paciencia es una virtud y que Roma no se hizo en un día. Los niños pueden acumular ansiedad si ven que sus padres también lo están.

Hacer una celebración una vez el niño domine el proceso para marcar el momento en que ha dejado los pañales para usar la ropa interior. Este paso en el crecimiento es significativo y representa que el niño está logrando autonomía e independencia.

Su meta debe ser convertir este proceso en lo más positivo, natural y relajado posible para que su hijo no tenga miedo de usar el inodoro por su cuenta

Sin embargo, si el niño sigue orinándose consistentemente por las noches o a la hora de la siesta un año después de haber aprendido a usar el inodoro, es necesario comentarlo al pediatra.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.