Home » Headline - Lo nuevo

¿Qué hacer para que su hijo no se muerda las uñas?

3 Mayo 2011 No Comment

Muchos niños se muerden las uñas y con el tiempo, generalmente, superan el problema y criticarles sólo sirve para empeorar la situación

Sin embargo, ¿Qué puede hacer la madre para que su hijo supere esto? Lo primero es comprender por qué lo hace.

Morderse las uñas es un hábito nervioso que, a menudo, es síntoma de ansiedad o inseguridad. Es la forma que tiene su hijo para reconfortarse él mismo.

Eventualmente, muchos niños dejarán de morder sus uñas cuando les empiece a importar su apariencia, o cuando sus amigos comiencen a notarlo. Mientras tanto, intente algunas de estas soluciones creativas.

Ayude a su hijo a comprender. Pida la ayuda del niño y ayúdele a comprender por qué se está mordiendo las uñas. Explíquele que en ocasiones las personas se muerden las uñas porque están muy preocupadas, molestas o nerviosas. Por ejemplo, pregúntele si se las muerde cuando algunos familiares los visitan, cuando conoce nuevos amigos o cuando le es difícil entender algo nuevo. Su hijo puede tener mejor control sobre el hábito si puede hablar sobre las tensiones que experimenta.

Haga un trato. Pregúntele a su hijo si le molesta morderse las uñas. Si, y solamente si, su hijo quiere dejar de hacerlo, usted y él pueden hablar sobre un “contrato”. Por ejemplo, ¿consideraría no morderse las uñas por 50 centavos al día? ¿O por una semana?, como intercambio por una visita al parque de diversiones. ¿Apreciaría tener un reloj a cambio de no morderse las uñas por un mes? Tenga una tarjeta con los días de éxito, en que no mordió sus uñas; entonces, recompénselo por cumplir con el “trato”.

Elimine algo de tensión. Si le enseña al niño técnicas de relajamiento, podrá controlar la tensión que normalmente le lleva a morderse las uñas. Dígale: ‘Cuando sientas que vas a morderte las uñas, piensa en algo agradable, como jugar en la playa o divertirte con amigos’.

Sugiérale un sustituto. Haga que su hijo intente sustituir las uñas con una paleta sin azúcar (de venta en tiendas de alimentos naturales). Su hijo pueden encontrar que le es más fácil dejar de morderse las uñas si tiene un medio para sustituirlo con gratificación ora, menos temporalmente. Además de la paleta, pude ofrecerle goma de mascar sin azúcar o una tira crujiente de zanahoria.

Pruebe la distracción positiva. Si un niño está listo para morderse las uñas, puede ayudarle a aprender a mantener sus manos en otra cosa. Por ejemplo, si su hijo se muerde las uñas al ver la televisión, mantenga una dotación de materiales para dibujo cerca dela TVy aliéntelo a colorear o dibujar mientras observa sus programas favoritos. O cómprele un brazalete especial (con cuentas) para que pueda usarlo y jugar con él cada vez que tenga la tentación de morderse las uñas.

Moleste las papilas gustativas. Con la cooperación de su hijo, y si tiene más de cuatro años, póngale algo amargo en las uñas, pero sólo úselo sólo si el niño está de acuerdo

Cuándo ver al doctor Si todo lo que su hijo hace es morderse las puntas de las uñas, no es un problema médico, Sólo se convierte en un problema cuando los niños muerden sus uñas con mayor agresividad, especialmente si las rasgan y provocan un sangrado en los dedos.

La zona de la cutícula es especialmente importante a causa del contorno de la uña bajo la media luna blanquecina (que generalmente sólo se ve en el pulgar), que entonces crece por debajo de la cutícula.

Teóricamente, podría morder las puntas de sus uñas durante 25 años y nunca causar una deformidad permanente, porque no está dañando la raíz de la uña.

Sin embargo, la cutícula tiene una función muy importante, que es la de actuar como una barrera para mantener a las bacterias, levaduras y líquidos sin poder penetrar la piel del dedo. Cuando el niño muerde los costados de las uñas y la cutícula, o pela, rasga y quita la cutícula, puede tener una infección leve en el dedo y en la raíz de la uña. Eso puede ocasionarle una deformidad permanente en las uñas.

Si nota cualquier signo de infección, si los dedos están enrojecidos o hinchados en forma crónica, o si las uñas están abombadas, es necesario acudir al dermatólogo.

 

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.