Home » Psicología infantil

Tips para que su hijo deje de mentir

19 Mayo 2014 No Comment

mentiras infantilesResulta, hasta cierto punto, frecuente escuchar entre madres una conversación como ésta:  “Nuevamente Juanita ha dicho una mentira sobre la escuela y su maestra.  Pedro no se queda muy atrás, ayer me dijo que no le habían dejado tareas y llamé a la mamá de José, compañerito de Pedro, y me contestó que su hijo tenía bastante tareas que realizar.  No sé que hacer con Pedro para que no siga con tantas mentiras.

Muchos padres tienen que pasar por esta situación a diario, ya que sus hijos mienten continuamente.  Por ello, surgen las siguientes preguntas: ¿Por que los niños mienten? ¿Qué pueden hacer los padres para que sus hijos dejen este mal hábito?

Fase inicial

En la opinión de diversos especialistas, a los siete años se inicia la etapa de las mentiras infantiles. A partir de esta edad, los embustes y engaños tienen una intencionalidad más clara y definida, orientada principalmente a distorsionar y falsear la realidad, para obtener algún beneficio.

En los períodos anteriores, las mentiras de los pequeños forman más bien parte de su imaginación, porque son un reflejo de su incapacidad para distinguir entre la realidad y la fantasía.

¿Por qué los niños mienten?

Existe una serie de razones por las que un niño puede comenzar a mentir; entre las más comunes se encuentran:

■ Exigencia. Cuando se exige o se espera mucho de los niños, ellos pueden utilizar los engaños como respuesta, para no defraudar las expectativas de los padres.

■ Miedo. Mentir puede ser la mejor manera de evitar un castigo, sobre todo si el niño sabe que los padres lo van a reprimir cada vez que se equivoque.

■ Imitación. Los pequeños suelen adoptar el modelo que tienen en casa, así que, si observan que los adultos mienten, lo considerarán como algo normal y habitual.

■ Atención. Pueden llegar a hacerlo para llamar la atención de sus padres; les sirve para reforzar falsamente su autoestima.

■ Problemas. A veces usan este método para ocultar algún inconveniente grave que puedan tener en la escuela o con un compañero.

■ Nervios. Puede ser una manera de expresar alguna ansiedad que padezcan. Igualmente, lo pueden utilizar como respuesta inmediata para salir de una situación problemática.

■ Creencia. Cuando el niño cree en sus propias mentiras, e intenta convencer también a los demás de que son verdad.

■ Frustración. En varias oportunidades, los pequeños pueden sentir un gran descontento con su alrededor, y adoptan la mentira para beneficiarse.

¿Qué pueden hacer los padres para que sus hijos dejan este mal hábito?

■ El niño necesita saber que mentir es una acción contraproducente. Cuando lo haga, hay que señalarle la conducta inadecuada, el efecto que tiene sobre los demás, y las consecuencias que provoca.

■ Los castigos deben ser bien medidos y adecuados a cada falta. Si son demasiado severos, la tentación de no decir la verdad será mayor.

■ Reforzar la autoconfian-za del niño, para evitar que mienta con frecuencia, y demostrarle que por medio de esta acción no logrará beneficiarse.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.