Home » Featured - Lo más destacado

Las verrugas en los niños: Remedios y consejos para prevenirlas y desaparecerlas

28 Enero 2012 No Comment

Las verrugas son protuberancias benignas de la piel, contagiosas e inofensivas causadas por el virus del grupo de los papovavirus.

Existen diferentes tipos de verrugas (planas, vulgares, condilomas y plantares). Sin embargo, las verrugas planas son las más comunes entre los niños, especialmente en zonas propensas a lesiones menores, como manos, codos y rodillas, donde es fácil para el virus penetrar por alguna abertura en la piel.

Otro tipo de verruga que afecta con mucha frecuencia a los niños son las verrugas plantares que consisten en prominencias localizadas en las plantas de los pies y que resultan muy dolorosas especialmente cuando se camina, ya que se ejerce presión sobre ellas.

Las verrugas pueden resultar abrumadoras para su hijo si las tiene sobre las manos e interfieren con sus actividades diarias o con el crecimiento de las uñas.

 

Remedios caseros y naturales contra las verrugas
Existen varios remedios caseros y naturales sencillos que se pueden usar para desaparecer las verrugas en los niños como los siguientes.

Remedio natural para las verrugas #1: Aplicar diariamente, mediante una bolita de algodón, un poco de vinagre de sidra de manzana sobre la verruga.

Remedio natural para las verrugas #2 Cortar la cáscara de la piña y separarla de su pulpa. Colocar la cara interior de la cáscara sobre la verruga. Si puede sostenerla con una cinta adhesiva resulta mejor. Aplicar este remedio especialmente antes que el niño vaya a dormir y dejar puesto hasta la mañana siguiente.

Remedio natural para las verrugas #3 Extraer a diario el contenido de una cápsula de aceite de pescado y aplicarlo sobre las verrugas del niño.

Remedio natural para las verrugas #4 Pelar una banana y colocar la parte interna de la cáscara sobre la verruga.

Remedio natural para las verrugas #5 Utilizar Imaginalogia. Según estudios realizados, se pudo observar que en algunas personas que imaginaron que las verrugas desaparecían, en efecto ocurría. En los niños esta técnica de medicina alternativa pudiera ser incluso más efectiva. Para ello, simplemente, haga que su hijo piense en deshacerse de sus verrugas durante varios minutos al día y podría suceder. Sin embargo, asegúrese de explicar a su hijo que es un experimento, para que no sienta que falló si no desaparecen “mágicamente”.

 

Recomendaciones
Detener la difusión. Las verrugas son contagiosas, si el niño se las toca puede esparcirlas a otras partes del cuerpo. Las verrugas sobre las manos fácilmente se pasan a la cara, nariz y boca, por rascarse y morderse las uñas. Para prevenirlo, se debe explicar al niño que las verrugas no deben ser tocadas o rascadas.

Darle calzado para la regadera. Sólo es cuestión de que un niño descalzo recoja el virus de la verruga en la regadera o los vestidores, en la alberca o el gimnasio. Para evitar que el niño adquiera verrugas plantares, se le debe comprar chancletas o zapatos para que lo use incluso en el baño de la casa.

Asignarle una toalla personal. Como las verrugas se contagian con relativa facilidad, los niños con verrugas no deben compartir las toallas con otras personas. Por ello, es necesario asignar a cada niño de la casa (en caso que se tenga más hijos) su propia toalla y esponja o lienzo para limpiarse. Se recomienda seleccionar colores brillantes o diseños que sean fáciles de distinguir o, mejor aún, dejar que ellos elijan su propia toalla. Recordarle no compartir zapatos, pantuflas o cualquier ropa, a menos que haya sido lavada.

Disminuir el paso. Las personas tienden a tener verrugas cuando tienen mucha presión o están comiendo mal. Si su hijo tiene la tendencia a tener verrugas y lleva un estilo de vida ajetreado, con lecciones de piano, prácticas de fútbol y reuniones con los exploradores, no le hará daño si disminuye un poco el paso y se asegura de que esté comiendo bien.

No intentar tratar o remover las verrugas de la cara, labios o los párpados del niño con productos irritantes que se adquieren sin receta médica (por ejemplo ácido salicílico), ya que existe la posibilidad que le deje una cicatriz a su hijo. En estos casos, es mejor consultar al dermatólogo.

Cuándo ver al doctor
Acudir al médico para verificar si se trata de una simple verruga o, por el contrario, es un crecimiento anormal cutáneo.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.