Home » Sin categoría

Hiperinsulinismo en la infancia y cómo tratarla

31 octubre 2014 No Comment

hiperinsulinismoEl hiperinsulinismo, más que tratarse de una enfermedad, es una condición de vida que hace referencia a los altos niveles de insulina en la sangre.

Se presenta cuando la secreción normal de la insulina deja de estar directamente vinculada con la cantidad de glucosa circulante en el torrente sanguineo.

Cuando esta irregularidad se manifiesta en los niños pequeños, puede deberse a un síndrome de resistencia por exceso de grasa abdominal, o bien a algunos factores genéticos hereditarios, sobre todo por el correspondiente familiar materno.

Consecuencias básicas

El elevado nivel de insulina en la sangre de los niños puede ocasionar problemas significativos en su organismo, siendo la hipoglicemia (bajo nivel de glucosa) el más común y peligroso de ellos, ya que esta condición comprende síntomas como la confusión, falta de atención, conductas inapropiadas, temblores, convulsiones y pérdidas del conocimiento, entre otros.

Síntomas característicos

El exceso de apetito en altas horas de la noche, especialmente por comidas dulces u otras fuentes de carbohidratos, bajas de azúcar en sangre, mareos, frialdad, visión borrosa, y somnolencia, son solo algunos de los síntomas más marcados que puede ejercer el hiperinsulinismo en ios más pequeños, malestares que se presentan en los momentos en los que el nivel de insulina es mucho más alto que el de glucosa.

Para evitar esto, es recomendable llevar a cabo un tratamiento con fármacos, realizar actividades físicas y regímenes alimenticios específicos, que regulen los niveles de ambas sustancias.

Condición congenita

Es la causa más común de hipoglicemia persistente, caracterizada por la secreción no regulada de la insulina por las células del páncreas, en presencia de una baja concentración de glucosa.

La temprana detección, diagnóstico y tratamiento, son fundamentales para evitar el daño neurológico permanente durante el crecimiento del infante. Cuando el hiperinsulinismo es congénito puede implicar una complicación tanto para el paciente como para el endocrino pediátrico que lo trate; por tal razón, es importante identificar y tratar de manera temprana esta irregularidad en los niños.

La resistencia a la insulina es la principal causa adquirida por la que una persona puede convertirse en paciente hiperin-sulínico, ya que esta hace referencia a la inadecuada captación de la glucosa dependiente de insulina por parte de los tejidos, especialmente del hígado, músculo y tejido adiposo.

Con el paso del tiempo, la mencionada falla en el proceso endocrino puede resultar en la alteración de los niveles de glucosa, acompañada del descontrol en el nivel regular de insulina en el organismo por la sobreproducción pancreática de esta sustancia, que si no se atiende a tiempo, podría terminar en el desarrollo de una diabetes tipo 2.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.