Home » Headline - Lo nuevo, Otros temas

¿Mi hijo necesita gafas o lentes?

8 Marzo 2013 No Comment

mi hijo requiere gafaCuando el niño inicia su vida escolar, muchos padres observan, con preocupación, una serie de conductas que ellos desarrollan y se preguntan ¿Mi hijo requerirá de gafas?

Estas conductas pueden abarcar aspectos como los siguientes:
■ El niño lee y/o ve la televisión muy cerca.
■ Le pican los ojos.
■ Le duele la cabeza, sobre todo al salir del colegio o al final del día. Generalmente es en la zona de los parietales (la parte media y lateral de la cabeza), en el frontal o detrás de los ojos.
■ Parpadea excesivamente o guiña los ojos con mucha frecuencia.
■ Tiene movimientos extraños en los ojos.
■ Lee muy despacio y necesita ver dos o tres veces la misma palabra.
■ Se salta líneas o palabras o sigue la lectura con un indicador o incluso con el dedo.
■ Le cuesta trabajo recordar lo que recién ha leído.
■ Se marea mucho dentro del carro o bus.
■ Pierde atención más fácilmente que el resto de sus compañeros en el colegio.

Medidas que se deben tomar

Aun si el niño no manifiesta los síntomas arriba expuestos, resulta conveniente que acuda a su primera visita al oftalmólogo al principio de su edad escolar. Anteriormente esto se daba a los seis años; sin embargo, ahora depende de si los pequeños ingresan a maternales que les enseñan a escribir y leer.

En estos casos, la edad promedio sería entre los cuatro o cinco años. En la revisión inicial, el especialista determinará si es o no necesario el uso de lentes para el desempeño escolar y a lo largo de la vida.

Paso a paso

En la primera visita, el especialista debe realizar una serie de preguntas que simulen un juego, para que los niños adquieran la confianza y pierdan el miedo.

De esta manera, se facilita el examen, que sería como un juego para los pequeños. Por ejemplo, el oftalmólogo le enseña una letra E y le pregunta hacia dónde están las patitas, o se presentan figuras y se les pide que las identifiquen; igualmente se les puede pedir que toquen las alas de una mosca ficticia, con lo que se examina la percepción de la tercera dimensión.

Una vez que el pequeño se siente en confianza, se puede determinar la graduación exacta y saber si necesita lentes. La consulta incluye tomar la medida de sus diámetros corneales, verificar que identifique colores y la capacidad de enfoque, al igual que sus movimientos oculares y evaluación de la tensión ocular y la retina, verificando que todo se encuentre normal.

Precauciones en estos casos

■ Los niños prematuros deben ser evaluados por oftalmólogos lo antes posible.

■ Los hijos de padres que han utilizado lentes, deben ser revisados a los cinco años, y los que padezcan de una enfermedad metabólica de ben ser evaluados constantemente.

■ Quienes evitan deportes al aire libre, como el fútbol, pueden sufrir de miopía; al no ver bien la pelota prefieren otros juegos.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.