Home » Psicología infantil

Éxito escolar ¿Cómo lograrlo?

28 enero 2014 No Comment

éxito escolar ¿Cómo lograrlo?Al inicio de todo año escolar, muchos padres de familia se sienten preocupados y se preguntan ¿Qué podemos hacer para que nuestro hijo (o hijos) tenga éxito en sus estudios?

Para lograr un año escolar exitoso lo primero que deben hacer los padres es rodear al niño de motivación, dado que este proceso en los hijos está directamente relacionado con el éxito.

Además de ello,  otro de los elementos que se necesitan para que un niño ejecute tareas en óptimas condiciones es rodearlo de un ambiente planificado y bien pensado. Si el niño es un poco grande es bueno que participe activamente en la organización de ese espacio”.

¿Qué aspectos deben tomarse en cuenta?

Para que el espacio de estudios sea óptimo deberá:

  • Elegir bien dónde ubicarlo.
  • Que no tenga distractores al frente o en el sitio donde
  • se siente o en las paredes. Elimine dibujos y no siente
  • al niño frente a una ventana.
  • No use colores fuertes en las paredes.
  • Verifique que la silla y la mesa de estudio tienen una
  • altura adecuada para el niño.
  • Que esté cómodo en su silla, cuide la postura que usa al sentarse, dado que al estar muchas horas las probabilidades que se canse, por la incomodidad, son mucho más altas.
  • Comodidad, pero no exagere. Si está muy cómodo, el niño no querrá trabajar o tendrá mucha pereza.

Bienvenida a la escuela

Para hacer ese cambio entre vacaciones y escuela, y que los niños no vayan desanimados, es aconsejable que participen en las compras escolares.

Esa participación en la planificación del inicio escolar cumple una función en el niño, en donde él pensará en el tema y en las cosas que van a ocurrir cuando empiece el año escolar.

Es en esta etapa en la que probablemente afloren quejas o incomodidades de que no quiere ir a la escuela o que no quiere empezar a hacer tareas, se constituye en un oportunidad para que los padres hablen con el niño sobre el tema, cuando todavía no ha ocurrido el evento, no está la carga de ansiedad puesta sobre el tema y no están las tareas y los cuadernos por delante. Esta comunicación disminuirá sus niveles de estrés

Destaca que es importante que antes de que empiece el nuevo año escolar, los padres se sienten a conversar con sus hijos sobre todo lo sucedido durante el año escolar pasado. El tema versará sobre ¿Qué cosas pasaron?, Lo que les gustó y lo que no les gustó, lo que podrían mejorar este año. Por ejemplo, si el niño tiene clases extracurriculares luego del colegio y en algunos momentos ocurrió que no podía cumplir con las tareas que tenía al día siguiente, se deberá planificar con él y organizarse para que realice sus tareas los fines de semana. En esto es importante que el menor conozca por qué razón se organiza de esa manera.

¿Qué no hace?

Es importante que los padres no deben organizar el trabajo a los niños, sino enseñarles a cómo organizarse para hacerlo. En ese sentido, afirma que cuando se ayuda a una persona, se tiene que saber en qué momento se va a retirar esta ayuda.

Si se le da apoyo físico y se acompaña al niño mientras éste realiza sus labores, uno se puede dar cuenta cuándo puede realizar solo sus tareas, entonces es el momento de retirarse progresivamente, y no de un día para otro.

Hay niños que no necesitan apoyo para realizar sus tareas, son los padres los que probablemente tienen la necesidad de pensar y querer apoyar, cuando a veces el niño no lo requiere. Si una persona está constantemente al lado del niño para hacer sus tareas, entonces él se acostumbra a que tiene que estar acompañado para cumplir con sus obligaciones en la tarde.

El padre o la madre deberá planificar el retiro de la ayuda, puede ser que cada 30 minutos lo deje sólo por 5 minutos, y progresivamente se incremente el tiempo hasta que llegue el momento que pueda desde lejos, observar lo que está haciendo. Así mismo se debe retirar progresivamente la ayuda verbal logrando que el niño esté tranquilo el tiempo que necesite realizando sus deberes. Eso sí, en el momento que necesite ayuda se le brinda, pero no hay que hacerle la tarea.

Agenda visual

Hay que organizar el tiempo de estudio y el de los juegos. El que el niño esté en la escuela no quiere decir que ya no juegue. Es importante que tenga sus espacios de juego, porque la infancia es el periodo para jugar y es parte de ser saludable en la vida adulta.

No obstante, destaca que la organización del tiempo de estudio, juego u otras actividades dependerá del niño, de su edad, de las actividades extracurriculares que tenga y del horario escolar.

Se deberá evaluar si el niño puede pasar 40 minutos sentado o, si es más pequeño, 30 minutos; dependiendo de ello, se le organizará el paso o periodo en que se puede parar para hacer otro tipo de cosas como ir al baño, tomar agua, comer algo o jugar al aire libre para crear e inventar sus propios juegos.

En cuanto al plan o agenda diaria, es muy recomendable, porque disminuye la ansiedad del niño y aumenta su capacidad de predicción, además le da una estructura a su pensamiento, tomando en cuenta que a esas edades la conciencia del tiempo no está desarrollada.

Con los niños, antes de los 3 años, es recomendable emplear agendas visuales en donde se colocan fotografías de las actividades que tiene durante el día. En el caso de niños más grandes se pueden combinar con palabras. La ubicación de esta agenda visual debe ser en un área en donde no se convierta en un distractor. Por ejemplo, si es la agenda de lo que va a ocurrir en la semana y allí tiene fotografías de su clase de fútbol, tal vez ese niño se va a sentar a hacer su tarea de matemáticas, pero pensando en querer ir a la clase de fútbol. Si es una agenda que organiza lo que el niño debe hacer en la tarde, sí se puede mantener en la mesa de estudio.

Si se nota que el niño no cumple con la organización, es preferible reforzar sus conductas positivas que esperar a ver si no lo hace. ¿Cómo hacerlo? Se le dice al niño que si cumple con toda su agenda al final puede ver televisión o hacer cualquier actividad que le guste.

Finalmente, se recomienda que no se le premie con cosas materiales, porque se acostumbrará a que se le compre algo todo el tiempo.

También sugirió que no hay que dejar que el niño se pase todas las vacaciones sin leer, sin escribir algo o sin repasar matemáticas. Es bueno que se le organice algo a través del juego, con lo que no perderá la secuencia de lo que aprendió el año anterior..

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.