Home » Guía de salud para la futura madre, Headline - Lo nuevo

Episiotomía ¿En qué consiste?

12 Abril 2013 No Comment

episiotomiaLa episiotomía se realiza para prevenir desgarros del periné en el parto.

Éste se efectúa, en el parto espontáneo, cuando la cabeza del bebé ya ha coronados. Es decir, cuando la cabecita del bebé ya ha presionado y distendido algo el periné, justo antes de su expulsión. En el parto instrumentalizado o de nalgas, el corte se hace justo antes de la aplicación de los fórceps, la ventosa o la espátula.

En estos casos, se aplica la anestesia epidural.  Si el parto ha durado demasiado y su efecto ha pasado cuando el médico ha de suturar, se puede poner a la vez un anestésico en la zona del periné.

Hay dos tipos de incisión
• Media o central: va de la vulva hacia el ano, pero sin llegar a él. Normalmente, no se hace porque puede alcanzar las fibras del esfínter del ano y dañarlas.
• Mediolateral: parte de la vulva y continúa, pero en línea oblicua, hacia un lado. Suele ser la más utilizada, aunque sangra un poquito más que la anterior, porque es más segura.

¿Cómo cuidarse después de la episiotomía?

Mientras que se está en el hospital, las enfermeras serán las encargadas de limpiar la episiotomía y vigilar que cicatriza bien. Tras el parto, y para aliviar la hinchazón y el dolor, aplicarán bolsas de plástico con hielo. De esta forma, se descongestiona la zona.

Hay mujeres que sienten más dolor que otras en los puntos, ya que depende mucho de la calidad de los tejidos. “El dolor se puede aliviar con analgésicos, tipo paracetamol, y aplicando frío el primer día, y, después, calor local. Lo más importante para prevenir complicaciones es que la cicatriz esté bien limpia y muy seca, ya que, si está húmeda, puede macerarse y abrirse.

Se recomienda estas medidas higiénicas:
Lavar la zona con agua y jabón neutro. También es bueno lavarse con agua con sal gorda, sobre todo si hay signos de infección.

Secar muy bien la zona con pequeños toques con la toalla, sin frotar, y de delante hacia atrás para evitar que gérmenes del área del ano lleguen a la vagina. Es mejor que la herida se seque al aire, pues al usar secador se mueven los gérmenes del ambiente y pueden acabar en la herida.

Emplear compresas de algodón, pues las que tienen plástico (que son las que usas habitualmente cuando tienes la regla) evitan la transpiración. Usa mejor, al menos en las primeras semanas, compresas tocológicas (las encontrarás en farmacias y parafarmacias). Cámbiar muy a menudo: la humedad no  conviene.

Usar ropa  interior de algodón. En el hospital resultan muy prácticas las braguitas desechables, pero cuando se llegue a casa, se recomienda usar ropa interior de algodón, que permita la transpiración.

Evitar la ropa ajustada que comprima la zona genital, ya que puede favorecer la aparición de infecciones bacterianas.

Evitar el estreñimiento. Es normal que tras el parto se note tirantez en la zona, que se puede agravar si se padece estreñimiento. Para prevenirlo, se aconseja toma una alimentación rica en fibra: come más frutas, verduras y cereales integrales.

¿Me puedo sentar?

Los puntos pueden molestar, pero no siempre es así, pero de pie pueden dolor incluso más. Sin embargo, hay algunas recomendaciones para aliviar las molestias:

Sentarse en sillas en lugar que un sofá.  Resulta mejor las superficies más duras.

Buscar la postura. Hay mujeres que prefieren sentarse suavemente apoyando ambos glúteos. Otras, sobre el lado que no están los puntos.  Es necesario probar y escoger la postura más cómoda. Para sentarse se deben contraer los músculos de los glúteos y relajarlos una vez que se está completamente sentada.

No uses un flotador. Aunque se aconseje usarlo, no es lo mejor, pues la presión puede provocar que los puntos que quedan en el círculo se abran. La herida no se debe estirar.

¿Se me caerán solos ios puntos?

Las suturas que se utilizan hoy para cerrar la herida son sintéticas y tardan en desprenderse. Como los puntos resultan incómodos, se recomienda que la mujer visite al doctor a los 10 días para que se los retire. Pasados esos días, la herida ha cicatrizado.

La polémica

La episiotomía se empezó a practicar de forma rutinaria a partir de 1920 para evitar desgarros en el periné y para facilitar el parto.
Hoy, décadas después, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido un comunicado en el que señala que “de acuerdo con los últimos descubrimientos no debe efectuarse episiotomía de rutina en los partos”. Eso no quiere decir que tenga que desterrarse.

Lo que defienden muchos especialistas es que se emplee en los casos en que sea realmente necesario, por ejemplo, en los partos instrumentales, pero que no se aplique indiscriminadamente a todas las mujeres, pues es posible dar a luz sin ella con total seguridad.

Cuándo debes acudir al médico
■ Si se se nota que los puntos se ponen calientes, abultados, enrojecidos y con dolor.
■ Si duele al orinar o defecar. No tiene por qué ocurrir.
■ Si se secreta un flujo de color amarillo, cuyo olor, además, resulta desagradable.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.