Home » Guía de salud para la futura madre, Headline - Lo nuevo

Ejercicios acuáticos en el embarazo

24 febrero 2014 No Comment

natacion embarazadaEl ejercicio es importante para la mujer embarazada, ya que brinda diferentes beneficios para su organismo.

Entre los ejercicios que se aconsejan están la caminata, natación y gimnasia acuática.

De éstos dos últimos podemos decir que los ejercicios dentro del agua, la mujer embarazada experimenta una sensación de ligereza y relajación, ya que las tensiones corporales se suavizan o incluso desaparecen. Esto ocurre porque el cuerpo pesa menos cuando está sumergido, y por ello se pueden realizar ciertos movimientos con un leve esfuerzo.

Por esta razón, la natación y las prácticas de ejercicio dentro del agua, son recomendadas para las mujeres en estado de gravidez.

Algunas bondades

■ Estimula la circulación de la sangre, que se ve favorecida por la posición horizontal que se adopta al nadar.
■ Proporciona tonicidad a los músculos, ejercitando los brazos, espalda, abdomen, piernas y glúteos.
■ Se distribuye mejor el peso, evitando sobrecargas en una zona en particular.
■ Se mejora el sistema cardiaco y el respiratorio.
■ Ayuda a controlar el peso, y además, aporta sensación de agilidad y destreza.

Posibles ejercicios

Si el médico tratante no lo contraindica, la embarazada puede establecer la natación como rutina de ejercicio de cabecera. Claro está que a medida que aumenta el tamaño de la barriga, es necesario ir modificando las posiciones del cuerpo en diferentes estilos.

Espalda. Es un buen estilo para quienes solo nadan de vez en cuando. Ya en el tercer trimestre, conviene hacerlo en una posición semisentada, con la barriga totalmente sumergida en el agua, para que el peso del bebé no limite la circulación.

Crol. Puede resultar un poco más complicado, por la coordinación, y quizás sea el que más cansancio produce; sin embargo, ofrece mejores beneficios cardiacos y respiratorios. Es recomendado hasta el segundo trimestre.

Braza. Trabaja de manera más concreta los glúteos, abdominales y el periné, aunque es necesario prestar especial atención a las extensiones de la zona lumbar. Si molesta, es mejor hacerlo en posición dorsal. Se puede practicar a lo largo de todo el embarazo, a menos que se indique lo contrario.

Libre. Se puede optar por dar unas brazadas estilo mariposa, boca arriba, o en la posición en que la persona se sienta más cómoda. Igualmente, es posible mezclar estilos, siempre y cuando no sean rutinas muy exigentes. Es indicado para todas las fases, y es el que menos riesgos representa.

Una serie de especialistas sostiene que la natación es un excelente ejercicio hasta el momento del parto, puesto que provee diversos beneficios y, además, ayuda a la futura madre a prepararse para dar a luz. Sin embargo, otros profesionales sugieren el abandono de cualquier actividad después del octavo mes, porque puede existir mayor riesgo de perder la mucosa protectora durante el ejercicio, de manera inconsciente.

La mejor recomendación antes de iniciar cualquier actividad, es asistir a un chequeo médico y ginecológico, y seguir las indicaciones dadas por ellos; igualmente se debe tener un amplio sentido común ante estas prácticas, y a la primera molestia fuerte, es necesario suspenderlas.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.