Home » Sin categoría

Eczema en bebés y niños

28 mayo 2011 No Comment

El eczema, denominado también dermatitis atópica, generalmente está relacionado con la piel seca.

Usualmente empieza con una zona de color rosa o roja donde hay comezón. Después de que su hijo se rasca, la piel se torna áspera y escamosa o, en los bebés, puede supurar y formar una costra.

El eczema es común en bebés entre los 2 y los 18 meses de edad, pero se puede presentar a cualquier edad. De hecho, cerca del 10% de nosotros ha tenido un brote de eczema en algún momento de la vida.

Definitivamente existe un vínculo entre la dermatitis y las alergias. Muchos niños con eczema provienen de familias cuyos miembros sufren de fiebre del heno, asma o catarros por cambio de estación, y es más factible que su hijo tenga eczema si usted o su esposo lo padecen.

También la exposición diaria a jabones, perfumes, aire seco, calor o estrés pueden causar los brotes de eczema. Generalmente va y viene, aunque con frecuencia desaparece completamente cuando el niño crece.

Si su médico ha diagnosticado que su hijo tiene eczema, le ayudará a buscar los factores que ocasionan los brotes para que usted pueda reducir la exposición de su hijo ante ellos. Como las causas pueden ser diferentes, quizá necesite experimentar hasta encontrar lo que funciona mejor con su hijo. A continuación, se presentan varias recomendaciones.

 

Recomendaciones para combatir el eccema infantil

Lavar cuidadosamente la piel de su hijo. Trate de lavar las zonas afectadas solamente con agua y con sustituto de jabón. Evite usar el jabón normal, ya que reseca mucho la piel. Si necesita usar un lienzo para tallar, sea muy cuidadosa irritar la piel y la resecan todavía más.

Aplicar mucho humectante. El momento perfecto para aplicar humectantes es al terminar el baño, mientras la piel del niño todavía está húmeda. La mezcla del aceite con el agua en el cuerpo ayudará a mantener dentro la humedad.

Agregar compresas frías. Después de aplicar aceites o humectantes, coloque compresas frías en las zonas donde hay comezón. Ayuda a aliviar la piel. Un lienzo empapado en agua fría forma una buena compresa.

Conservar cortas las uñas. Para ayudar a limitar el daño que su bebé o su niño puedan hacerse sobre un brote de eczema, mantenga cortas sus uñas y cuide que las esquinas estén redondeadas. Otra forma de disminuir el tiempo que se rascan los niños por la noche consiste en ponerles mitones o calcetines en las manos, a la hora de ir a dormir.

Mantenerlos frescos. Evite arroparlos innecesariamente por la noche, porque si tienen demasiado calor la urticaria empeorará.

Optar por el algodón. La ropa de algodón es la mejor elección para que su hijo use si tiene la piel delicada. Evitar la lana, que puede irritar especialmente el eczema.

Enjuagar dos veces la ropa. Como los detergentes pueden irritar la piel, haga que la ropa de su hijo pase dos veces por el ciclo de enjuague en la lavadora para remover cualquier posible residuo.

Humidificar el entorno. El aire seco puede contribuir a la picazón, y la mayoría de las casas con calefacción central son muy secas en invierno. Mientras continúe el calor, coloque un humidificador de aire frío o bien ollas con agua cerca de las salidas del calefactor,

Verificar la dieta de su hijo. Existe un 20 al 30% de posibilidades de que una alergia a los alimentos esté causando el eczema de su hijo. Los niños con eczema con frecuencia son alérgicos al huevo, leche, cacahuates, trigo, soya, pescado y nueces, aunque un niño generalmente es alérgico solamente a uno o dos de esos alimentos.

Si nota un patrón inequívoco en el que un alimento ocasiona persistentemente problemas a su hijo, entonces debe suprimirlo de la dieta.

Reducir los niveles de estrés. El estrés puede ser un detonador del eczema o empeorarlo Aliente a su hijo a que le hable sobre sus problemas, ofrézcale ayuda con las tareas y suspenda sus actividades, si piensa que tiene demasiadas.

Acudir al doctor si el rascado y una irritación son tan severos que pueden aparecer llagas sobre la piel de su hijo, ya que estas zonas abiertas pueden infectarse. Por ello, se requiere atención médica inmediata, no sólo para curar la infección, sino también para controlar el brote de eczema. Los signos de infección incluyen pus o franjas rojas que parten desde donde se rascó.

 

Conozca también

Recomendaciones para combatir el picor en la piel

Consejos para prevenir y aliviar la varicela en los niños

 

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.