Home » Headline - Lo nuevo, Psicología infantil

Dormir al bebé ¿Cómo lo logro?

10 Enero 2013 No Comment

bebés con problemas para dormirTodo bebé requiere dormir para lograr su completo desarrollo.  Esto se debe al hecho que durante el sueño el cuerpo segrega la hormona del crecimiento; indispensable en los primeros años de vida.

Sin embargo, existen bebés que presentan irregularidades con el sueño (se despiertan muy frecuentemente, están inquietos en la noche,  no logran dormir del todo, etc.) lo que puede afectar incluso el ciclo del sueño de sus padres.

Entonces, surgen  las siguientes preguntas ¿Qué pueden hacer los padres para lograr que sus hijos puedan dormir bien? ¿Cuáles son las estrategias que deben seguir al respecto?

Fases y ciclos

Para empezar, es importante conocer cuánto debería dormir según su edad.

■ Recién nacido. Duerme entre 16 y 18 horas diarias, y despierta únicamente para comer cada tres o cuatro horas, aproximadamente. Suele quedarse despierto de una a dos horas continuas. A partir de la tercera semana de vida, dormirá una hora menos. Desde los tres meses, el 70% de ellos duerme cinco horas seguidas.

■ De los tres a los seis meses. Duerme entre 13 y 15 horas diarias, hace dos siestas en la mañana y dos en la tarde. Algunos logran dormir seis horas ininterrumpidas, mientras otros se despiertan al menos dos veces.

■ De los 6 a los 8 meses. Duermen alrededor de 12 horas diarias. Muchos mantienen la costumbre de hacer dos siestas al día, mientras que otros solo hacen una.

A partir de los 10 meses, su ciclo de sueño comienza a ser similar al de los adultos.

Sueño invertido

Los bebés recién nacidos no saben diferenciar la vigilia del descanso, lo que muchas veces se traduce en lo que se conoce como sueño Invertido, porque duermen mucho de día y poco de noche. Lo principal es generar situaciones que lo ayuden a identificar la diferencia.

Una solución sería procurar estimularlo mucho durante el día, para que se canse. Háblale, cántale, juega con él, etc. Resulta positivo que haga las siestas con las cortinas abiertas y expuesto a los ruidos habituales. En las noches, crea un ritual que pueda asociar con la hora de dormir (procura que sea a la misma hora todos los días), como un baño de agua tibia, canciones de cuna, y luz muy tenue. A las seis semanas el bebé ya tiene un ritmo relacionado con el ciclo luz-oscuridad.

Crisis de los 8 meses

A esta edad, se ha independizado un poco de su madre, pero no le gusta que ella se aleje demasiado. Despertarse y descubrir que está solo, suele causarle mucho miedo y ansiedad.

Soluciones que se pueden implementar son las siguientes:
■ Túrnate con tu pareja o algún familiar, para acompañarlo.

■ Enciende una luz muy tenue en su habitación y deja la puerta entreabierta, para que escuche sus voces y los sonidos de la casa.

■ Si despierta, acaricíalo y habíale suavemente para que no lo actives.

No quiere dormir solo

Este es otro problema muy común y es que el niño piensa que las personas solo existen si él las percibe, por eso resulta positivo reforzarle que sus padres están para protegerlo, aun cuando no los ve.

■ Algunos especialistas sugieren colocar la cuna en la habitación matrimonial o la de su hermano, asegurando además, que esto ni malacostumbra al niño, ni lo hace dependiente.

■ Si prefieres que duerma solo en su cuarto, reconfórtalo si llora, prométele que regresarás en unos minutos y luego cumple tu promesa. Repítelo hasta que se quede dormido.

■ Puedes darle un peluche para que lo abrace y se sienta acompañado.

Duerme si lo arrullo

Si los bebés se duermen solos en el vientre, ¿porqué necesitan arrullos al nacer? La respuesta está en la cultura latinoamericana, no en vano el 98% de los infantes de los países nórdicos, se duermen solos, sin cantarles todo el tiempo o pasearlos en el coche.

Soluciones al respecto son:

■ Acuéstalo en su cuna despierto, no dormido. Él tiene las herramientas necesarias para dormirse por cuenta propia.

■ Reduce día a día el tiempo del mecimiento, mantente a su lado acariciándolo o tomando su mano hasta que pernocte.

■ No asumas que te necesita para dormirse, acude a él solo si llora o te llama.  Es muy frecuente entre los nueve meses y los tres años, porque le cuesta asimilar las impresiones vividas durante el día.

■ Atiende su llamado, bríndale seguridad, cálmalo sin alzarlo, y regresa a tu cama.

■ Si se levanta de su cama, regrésalo las veces que sea necesario, sin mediar palabra.

■ Establece normas también para la noche, aunque no lo creas, tu autoridad le brinda seguridad, lo que es fundamental para evitar la formación de malos hábitos, como meterse a la cama de sus papas en la madrugada.

■ Evita siempre que se duerma mientras se alimenta, o con la televisión encendida, porque esto propicia las pesadillas.

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.