Home » Headline - Lo nuevo, Psicología infantil

Cómo disciplinar a tu hijo sin usar castigos

4 Mayo 2014 No Comment

disciplinar sin castigarMuchos padres de familia se preguntan constantemente: ¿Cómo puedo disciplinar a mis hijos? y es que la tarea, en la actualidad, no resulta nada fácil.

Para algunos padres la palabra disciplinar es sinónima de castigos.  Esto puede traer como consecuencia que en lugar de corregir una conducta negativa, se refuerce lo que se traduce en un niño indisciplinado y grosero.  Entonces: ¿Qué se puede hacer al respecto? ¿Se puede disciplinar sin castigar? ¿Cómo hacer que el niño obedezca sin tanto problemas?

Comenzar por lo más elemental

Es importante observar que cuando los castigos son empleados con mucha frecuencia y de la manera incorrecta, pierden su efectividad. La razón fundamental es porque el niño se acostumbra a que esta siempre sea la respuesta dada por sus padres, y la represión comenzará a ser parte habitual de su día a día.

Esto quiere decir que al momento de imponer un castigo, se debe hacer de manera tajante y cumplirse con firmeza hasta el final; de lo contrario, el mensaje de hacerle ver al niño que hizo mal, no le llegará.

¿Qué hacer?

Aunque se trata del método más común para disciplinar a los niños, los castigos deben ser el último recurso para evitar determinadas conductas infantiles. De acuerdo a la edad del niño, existen ciertos pasos a seguir:

■ Cero a dos años. Los bebés son curiosos por naturaleza, por ello es buena idea eliminar de su entorno cualquier tentación. Sin embargo, ellos pueden sentir atracción por tocar otros objetos que no se pueden retirar, como por ejemplo, los tomaco-rrientes, cables, utensilios de cocina, jarrones, medicamentos, etcétera. Cuando esto ocurra, se debe mantener la calma y decirle “no”, en un tono determinante; seguida mente, se debe dirigir su atención hacia otra actividad.

■ Tres a seis años. A medida que el niño crece, empieza a entender la relación que existe entre las acciones y sus consecuencias. Por ello, es necesario asegurarse de empezar a informarle sobre cuáles son las normas de la casa, lo que está permitido hacer y lo que no. Por ejemplo, si el infante utiliza sus colores y pinturas de la escuela para “decorar” una pared de la casa, se le debe explicar por qué no está permitida esta acción, sin levantar mucho la voz ni amenazarle con violencia.

■ Seis a siete años. Comenzar a enunciar las consecuencias de las malas conductas, es una técnica disciplinaria eficaz para esta edad. En este punto, la consistencia y la coherencia de los regaños es crucial, ya que de lo contrario, los padres corren el riesgo de perder su autoridad. Esto significa que el adulto no puede concederle segundas oportunidades al niño, sino que debe cumplir su palabra al pie de la letra. Es importante no confundir un regaño con una amenaza.

■ Nueve a 12 años. A medida que los pequeños van madurando, reclaman más independencia y sus intereses aumentan. Es importante que en este punto los padres les enseñen a asumir las consecuencias de sus comportamientos. Por ejemplo, si el niño no culmina sus labores escolares, no se le puede permitir que se quede despierto toda la noche finalizándolas; la mejor manera de darle una enseñanza valiosa es que al día siguiente deberá presentarse en la escuela y cargar con las consecuencias de sus acciones.

No al castigo corporal

Probablemente, la forma más polémica de disciplinar a un niño es por medio de los castigos corporales (pegar, abofetear o pellizcar) los cuales son prohibidos en algunos países, pero se continúan practicando en otros.

Sobre este tema, la Academia Americana de Pediatría recomienda a los padres abstenerse de esta acción, por lo siguiente:

■ Se le está enseñando indirectamente que está bien pegarle a alguien cuando se está enfadado.

■ Aparte de hacerle daño, se le pueden infligir lesiones.

■ En vez de modificar su comportamiento, solo se consigue que tenga miedo de sus padres.

■ Puede causar sentimiento de humillación en el pequeño y repercutir negativamente en su desarrollo como individuo.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.