Home » Headline - Lo nuevo, Otros temas

Dientes de leche: Orden de aparición y caída

24 noviembre 2012 No Comment

Dientes de leche: Su orden de aparición y caídaA medida que pasa el tiempo, el pequeño bebé va creciendo y desarrollándose (gatea, camina, etc.).

De esta manera, también hace aparición el primer diente de leche que conlleva ciertas molestias por parte de los bebés. 

Entonces surgen las siguientes preguntas ¿Los padres pueden ayudar al bebé a superar este proceso? ¿Cómo debe ser el cuidado de estos dientes de leche?

La aparición del primer diente de leche

El primer diente suele aparecer a los seis meses de vida, aunque los hay más precoces a los que les sale a los tres meses, y a otros se les retrasa hasta cumplir un año.

En términos generales, entre los dos y tres años el niño ya presenta una dentadura completa; en el caso contrario, si el retraso es excesivo, se debe consultar con el pediatra por si existe algún problema de desarrollo.

El orden de aparición y caída de los dientes de leche es el siguiente:

  • Del mes 3 al 6 meses. Aparece el primer diente.
  • Del mes 9 al 10: los dos incisivos frontales superiores.
  • Del mes 10 al 11: los dos incisivos laterales superiores.
  • Del mes 11 al 12: los dos incisivos laterales inferiores.
  • Del mes 12 al 14: los primeros molares o premolares.
  • Del mes 14 al 24: los colmillos o caninos.  (Se completa la dentición con 20 primarios o “de leche’).
  • De 2 a 4 años. El niño debe mantener sana su dentición primaria; la higiene oral requiere de una estricta supervisión.
  • De 5 a 7 años. Primeras caídas de dientes de leche. Aperecen los permanentes. Requieren menos apoyo de los padres.
  • Más de 8 años. Dientes permanentes. Los niños son capaces de cepillarse solos todas las áreas de su boca.

Cómo saber cuando están a punto de salir?

En la mayoría de los casos, la dentición presenta una serie de síntomas que nos avisan de la llegada del primer diente. Estas señales varían según las características del niño, ya que pueden aparecer uno o dos meses antes de que comience la erupción, o pasar prácticamente desapercibidas y no dar problemas.

Lo más normal es que el bebé presente:

– Encías enrojecidas e hinchadas (a veces se observa una fina línea blanca).

– Formación de un hematoma en la encía de color azulado debido a la acumulación de sangre.

– Babeo intenso.

– Aumento de temperatura, pero en pocos casos presenta fiebre.

– El bebé está irritable, intranquilo y llora más.

– Rechaza los alimentos que le molestan.

– Se lleva más objetos a la boca.

No siempre tienen que darse estos síntomas, de la misma forma que si se presentan, pueden venir provocados por otras razones. Por ello, es importante acudir al pediatra para que sea él quien haga el diagnóstico.

¿Qué pueden los padres hacer al respecto?

Los padres pueden hacer esta etapa más fácil para su hijo siguiendo una serie de consejos:

– Dar un mordedor al bebé para que lo pueda morder. Éste tiene que ser lo suficientemente grande para que no se lo pueda tragar y debe ser de plástico. En su interior tiene que contener agua fría, pero no congelada ya que si el mordedor está duro puede endurecer la encía, y dificultar la salida de los dientes. Puedes meterlo en la nevera, pero con cuidado de que no se solidifique el agua.

– También puede morder una gasa estéril ligeramente húmeda. Para que esté fría, se aconseja que previamente se meta durante 30 minutos en la nevera.

– Evitar que los alimentos estén demasiado calientes, y darles líquidos ligeramente fríos.

– Masajearles la zona inflamada con la punta del dedo envuelta en una tela suave o venda de gasa. Si el bebé tiene más de seis meses, el masaje se puede dar aplicando gel gingival.

Cómo cuidar los dientes de leche

No hay que caer en el error de que, como los primeros dientes se van a caer, no es necesario llevar una higiene bucal exhaustiva. En esta primera dentición también pueden aparecer las caries y adelantar la caída de las piezas. En este caso, los dientes de leche que aún no se han caído pueden moverse y provocar una mala colocación de los que serán permanentes.

Es recomendable, cuando aparecen los primeros dientes, usar un cepillo de cabeza pequeña y cerdas suaves. El aseo puede realizarse sólo con agua y cepillo; utilizar algunas cremas dentales puede provocar que el bebé las ingiera, ocasionando un exceso de flúor en el organismo.  De todos modos, resulta conveniente pregunta al pediatra sobre esta situación.

Toma en cuenta que es normal que el bebé tenga un poco de sangrado en las encías de estos primeros dientes, ya que debido a su proceso de erupción se inflaman con mucha facilidad, y si no se cepillan con el cuidado debido, pueden lastimarse.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.