Home » Sin categoría

Cuidado dental infantil

3 mayo 2011 No Comment

No piense que el cuidado bucal de su hijo es innecesario porque sólo tiene un par de meses, no tiene dientes aún o porque apenas le está saliendo éstos. Es importante que iniciesu cuidado desde que éste nace con el fin de garantizar que él o ella no sufra problemas dentales y bucales cuando crezca.

A continuación, le detallamos algunas recomendaciones de salud dental.

Limpiar las encías de su bebé. Se recomienda que la madre limpie las encías del bebé con un lienzo suave y húmedo, después de cada comida.

Evitar que el bebé que quede dormido con un biberón con leche o jugo. Cuando su bebé se queda dormido con leche o jugo en la boca, los azúcares de esas bebidas pueden alojarse en los dientes y se combinan con la placa lo que puede causar, muy probablemente, caries extensivas en varios dientes lo que se conocen como “síndrome del biberón”. Para evitar ello, se recomienda que los niños duerman con un chupón.

Guiar el cepillado del niño. Tan pronto los dientes aparezcan, deben ser cepillados. Para ello, se debe usar un cepillo suave con puntas redondeadas y debe guiar a su hijo a cepillarse durante el tiempo que lo necesite siendo lo más probable que logre un cepillado adecuado de sus dientes hasta cinco años de edad.

Permita que su hijo escoja el cepillo de dientes. Con el fin que el niño vaya disfrutando del proceso de cepillado de los dientes, se le puede permitir, cuando sea un poco más mayor, un cepillo con algún personaje de caricaturas siempre y cuando cumpla con las condiciones necesarias de un buen cepillo (cabeza pequeña y suave, con cerdas de nylon con puntas redondeadas).

Busque pasta dental fluorada. Cuando su hijo tenga de seis a siete dientes, es tiempo de empezar a usar pasta dental normal, pero no de control de sarro, ya que pueden ser abrasivos. Es importante que tenga su propio tubo.

Verificar la cantidad correcta de pasta dental que usa su hijo Si utiliza muy poca pasta, su niño no obtendrá la suficiente protección anticaries, y si utiliza demasiada, el niño estará tragando una buena dosis de pasta. Lo ideal es que use una cantidad del tamaño de un chícharo.

Cepille dos veces al día. Es importante que su hijo tome tiempo, de dos a tres minutos, dos veces al día para cepillarse los dientes y así pueda remover toda la placa bacteriana. Uno de los cepillados debe ser justo antes de ir a la cama, para que las partículas de comida y el sarro no permanezcan en los dientes del niño durante toda la noche.

Evitar la fobia dental Para evitar que su hijo tenga fobia dental, se recomienda que visite al doctor entre el primero y el segundo año de vida. Además, no permita que su hijo detecte que usted se encuentra incómoda en el dentista ni haga mucho escándalo por la visita al dentista. Se recomienda mantenerlo en el mismo nivel que una visita al supermercado.

También asegúrese de llevar a su niño al dentista antes de que surja cualquier problema dental de esa forma, la primera visita puede ser una experiencia nueva y excitante, en vez de atemorizada y, posiblemente, dolorosa.

El uso del hilo dental. Tan pronto le salen los premolares al niño, es tiempo de que use diariamente el hilo o la seda dental. Se recomienda que la madre realice la tarea hasta que el niño tenga siete u ocho años sentándose detrás de él mientras el niño está de pie, arrodillado o con su cabeza en su regazo en una posición similar a la silla del dentista. Esto permitirá alcanzar mejor los dientes del niño y ver lo que está haciendo.

Prevención de la caries dentales en sus hijos Es importante que su hijo no coma a cada rato bocadillos especialmente las golosinas como galletas, pasteles y las frutas secas y bebidas gaseosas, ya que cada vez que lo hace los dientes se bañan con partículas de comida y azúcares muy pegajosos que pueden causar caries.

Debe supervisar que su hijo coma sólo una o dos veces al día dulces y que después se cepille para reducir así las oportunidades de que sufra caries. Sin embargo, si no hay un cepillo a la mano, puede hacer que su hijo se enjuague la boca con agua simple lo cual remueve una parte de las partículas de comida y azúcar.

Dé un buen ejemplo. Si su hijo ve que usted se cepilla, que usa hilo dental y elige bocadillos saludables para los dientes, es más probable que él haga lo mismo. De allí que se recomienda que usted sea su mejor ejemplo.

 

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.