Home » Sin categoría

Qué hacer cuando el niño descubre el sexo? (Tercera parte)

13 mayo 2011 No Comment

Existe otra etapa muy compleja y difícil: la preadolescencia… aquélla en que, casi de un día para otro, nuestros hijos dejan de ser los niños a quienes estábamos acostumbrados

Aunque no han llegado a la adolescencia propiamente dicha, ya han superado las características propias de la niñez. ¡Esta etapa de los diez, once y doce años de edad es tan importante, que muchos especialistas consideran que es durante la misma cuando se define —para siempre- la actitud del adulto hacia algo tan fundamental como es el sexo!

La pre-adolescencia se caracteriza porque el niño muestra una creciente curiosidad por el sexo. Ya esta ansiedad no es inconsciente, como en sus primeros años. El niño ha estado expuesto a otros factores y, seguramente, ya habrá especulado sobre los temas sexuales, sobre todo, con sus compañeros de escuela… ¡Si no cuenta en esa etapa con consejos precisos y objetivos, puede confundirse lamentablemente!

Los padres deben tratar de lograr que el niño deposite su confianza en ellos y que no tenga temor a hacer aquellas preguntas que lo intrigan. La actitud inteligente es aprovechar la primera pregunta que el muchacho hace sobre el tema del sexo y explicarle con claridad todas sus incógnitas… Quizás para el padre resulte mucho más fácil explicarle estas cuestiones a los hijos varones, mientras que las madres, por lo general, prefieren ayudar a las niñas.

Responda todas las preguntas que hacen sus hijos sin temores ni tabúes

Por regla general, las niñas comienzan su desarrollo antes que el varón, casi siempre con dos años de diferencia. Por ello, es muy probable que ellas muestren su curiosidad a una edad  más temprana… Apenas observa que su busto comienza a desarrollarse, formulará su primera pregunta. Después, quizás ocurra su primera menstruación… y para ella será algo extraordinario que ha comenzado a suceder en su vida.

¡Y en realidad es así! Ese es el preciso momento en que la niñez queda atrás… y la madre debe estar preparada para esta situación. Tendrá que explicarle con detalles el porqué de la menstruación, el cambio fisiológico que se produce en su cuerpo y lo que significa la ovulación.

Pero su diálogo no deberá limitarse a una lección de fisiología, sino que orientará a la muchacha sobre todo lo referente a la higiene y al aseo que deberá observar durante esos días, así como lo que tiene que hacer y la duración aproximada de ese proceso. Igualmente la ayudará a superar el temor natural asegurándole que su vida continuará siendo normal y que sus actividades pueden continuar siendo las mismas, inclusive, en esos días especiales. Debe enfatizar que ese proceso es normal, saludable, y que únicamente significa un cambio biológico que la convierte en mujer.

El varón también experimenta ansiedad y curiosidad en el momento en que comienza a superar la pre-adolescencia. Los padres deben estar alertas para hacerle las aclaraciones precisas en el momento en que esto suceda. Las primeras señales que preocuparán al varón son el crecimiento de sus órganos genitales, la aparición del vello en la región púbica y en las axilas, así como el cambio de voz. Está comprobado científicamente que estos cambios tienen una importancia fundamental para el varón:

Por una parte se sentirá orgulloso y complacido de que ha comenzado a ser hombre.  Sin embargo, al mismo tiempo, sentirá momentos de soledad, confusión y temor.

Es posible que su hijo disimule sus sentimientos y trate de actuar con naturalidad. Pero en su interior, la incertidumbre ante qué es lo que le está pasando se mantendrá presente en todo momento.

En su explicación, no le transmita temor ni le dé la sensación de que lo que está experimentando son sensaciones prohibidas. Por el contrario, explíquele sanamente las razones por las cuales experimenta esas nuevas inquietudes, poniendo especial cuidado en aclarar la función del sexo… como un elemento importante en la personalidad del ser humano pero no la más importante.

Los programas de educación sexual son sumamente beneficiosos para el niño… Sólo así se logra una actitud verdaderamente positiva ante un asunto tan fundamental para el ser humano.  Sin embargo,  la educación sexual escolar debe ser complementada por una actitud sana y natural por parte de los adultos que rodean al niño. De lo contrario, se establecerán contradicciones que el muchacho no será capaz de explicarse y no comprenderá por qué el sexo puede ser algo normal en la escuela… y un tema prohibido en el hogar.

 

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.