Home » Nutrición infantil

Cómo vigilar el peso de los niños

13 Mayo 2011 No Comment

A los niños se les debe enseñar la importancia de la nutrición positiva desde pequeños.

No obstante, algunos —ya bien sea por faltade orientación o por malos hábitos adquiridos— desarrollan un sistema de alimentación que no sólo es nocivo para la salud, sino que los hacen aumentar de peso indebidamente

Si su niño ha comenzado a engordar demasiado (para su edad y tamaño), es preciso que tome las medidas necesarias ahora, ya que después de la adolescencia, perder de peso no es tan fácil.

Muchas madres agonizan ante la idea de poner a su hijo a dieta, pensando que seria cruel privarlos de golosinas y dulces. Pero una dieta durante la niñez no tiene que ser tan radical. En estos casos, lo principal es controlar la frecuencia con que el niño come, y los tipos de

No cometa el error de pensar que sí un niño está rollizo es porque es muy saludable! La gordura no es sinónimo de buena salud; por el contrario, puede ser síntoma de trastornos físicos que podrán aparecer más tarde.

Algunos niños tienen el apetito más desarrollado que otros, y a pesar de que esto gusta a algunas madres, no es precisamente una virtud. Aunque cada niño es diferente a otro, todos deben mantener el apropiado pa y tamaño.

 

Alimentos que se incluyen en su régimen.

No tiene que llamarle “dieta” si no lo desea. Y si quiere, puede incorporar a la familia en el proyecto, haciendo que todo sea como un juego en el que tanto el niño como los demás participarán con agrado.

En una dieta para niños, es básico incluir alimentos que contengan todas las proteínas, vitaminas y minerales que su cuerpo en desarrollo requiere. Ei niño debe ingerir desayuno, almuerzo y cena diariamente.

Como merienda, sírvale frutas o jugo. Para el desayuno, prepare cereales (con poca azúcar) y frutas, un huevo o una lonja de jamón, y leche. Debe disminuir el uso de mantequilla y otras grasas; si sirve tostadas, elimine el cereal. En el almuerzo, sirva ensaladas grandes que incluyan quesos, pollo, atún o huevos, pero sírvalas con un aliño ligero. Durante la cena, evite las pastas y el arroz… por un tiempo.

Cuando sirva carne, deben predominar el pollo y el pescado. Y por supuesto, verduras variadas. No tiene que eliminar los postres, ya que puede preparar cocteles de frutas frescas. Antes de comenzar una dieta infantil, es importante que consulte con el pediatra de la familia. Y cuando su niño haya llegado a su peso apropiado, cuide de que continúe comiendo adecuadamente, ¡pero sin excesos!

Si nota que su hijo come demasiado, no deje que esto se convierta en una costumbre. Explíquele por qué debe comer un trozo de pastel y no dos. O la importancia de comer verduras y no solamente carnes y pastas. Con cariño y comprensión, puede ayudar a su hijo a desarrollar hábitos alimenticios saludables. Y para ello es básico que él aprenda a balancear sus alimentos. Pero en éste, como en otros casos, ¡usted debe darle el ejemplo!

Recuerde que parte del éxito de cualquier dieta reside en hacer ejercicios. ¡Trate de mantener activo a su niño! Aliéntelo a hacer deportes…¡y hágalos usted junto.

 

Conozca también:

Obesidad infantil

Diez consejos para elaborar meriendas escolares saludables

 

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.