Home » Headline - Lo nuevo, Psicología infantil

Cómo mejorar el rendimiento escolar de los hijos?

9 abril 2015 No Comment

mejorar rendimiento escolarTodo padre de familia se preocupa por el rendimiento escolar de sus hijos. 

Sin embargo, es necesario saber que cada niño aprende de diferentes forma y a una velocidad distinta.  Por ejemplo existen niños que pueden comprender fácilmente determinadas materias (geografía, matemática, etc) mientras que otros les cuesta un poco más.

Incluso, pueden existir algunos factores que están ligados a la personalidad del niño y a su exterior, los cuales en ocasiones interfieren con su disposición a las labores escolares y, por ende, el resultado de sus calificaciones puede que no sea el esperado.

Posibles causas

Cuando un niño comienza a tener malas notas, inmediatamente se piensa que no le gusta la materia, le es muy difícil o simplemente no se está esforzando.

A continuación, se enumera una lista de posibles agentes que pueden estar influyendo y, así, los padres puedan tenerlos en cuenta para garantizar un buen rendimiento escolar.

Falta de motivación. Para hacer cualquier actividad se necesita de dos requerimientos: buena disposición y ganas de hacerlo. Cuando un niño no siente la suficiente motivación hacia el aprendizaje académico, evidentemente se va a manifestar en su estado de ánimo y en sus calificaciones. Una de las tareas de los padres es ayudar a que el niño desarrolle interés por la escuela y sus actividades, y que no la vea como una obligación.

Malestares emocionales. Puede ser posible que una de las razones de un bajo rendimiento escolar esté mediado por un conflicto entre el pequeño y el profesor, con algún compañero del salón, o inclusive, problemas familiares. Tal como sucede en los adultos, los niños también se ven afectados por cualquier situación irregular que ocurra en casa o en el colegio, y esto puede afectar en sus quehaceres diarios.

Dificultades de aprendizaje. Los trastornos como el TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad), dislexia, disgrafía (dificultad para escribir), desórdenes pedagógicos, entre otros, suelen ser otra de las razones más comunes por las que un niño se le dificultan los estudios. Si se recibe la atención adecuada, estas dificultades son sencillas de superar y es imprescindible su detección temprana para poder tratarlas de la manera adecuada.

Afecciones físicas. Falta de sueño, problemas de la vista o auditivos, mala nutrición, entre otras, son factores que influyen directamente en el rendimiento del pequeño. Es indispensable que se respete un horario de descanso para que el niño tenga las energías necesarias durante el día, e igualmente se debe asegurar una buena ingesta en la escuela preparando una lonchera nutritiva. En caso de malestares físicos, es crucial llevar al niño a un especialista indicado para que garantice su salud.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Las tareas dirigidas son una excelente alternativa, ya que su propósito es el desarrollo continuo del alumno que esté presentando deficiencias en un área determinada. El docente de esta actividad tiene el deber de verificar cuál es el problema específico que presenta el niño y cómo resolverlo; es decir, encontrar cuales son las mejores formas para que el pequeño pueda aprender adecuadamente.

Entre los diversos beneficios que este sistema posee se encuentran:

■ Expresión libre de dudas e ideas.
■ Atención individual cuando se manifiestan complicaciones con alguna asignación.
■ Estimular, desarrollar y promover la evolución académica del alumno.
■ Generar responsabilidad y adquisición de hábitos de estudio.

¿Ayuda de los padres?

En algunos casos de rendimiento académico bajo, los padres pueden interferir de una manera poco convencional. Es de suponer que el adulto quiera ayudar al pequeño a la resolución de sus problemas de estudio, pero se debe entender que nunca se puede hacer el trabajo por él.

Diversos especialistas en pedagogía infantil concuerdan en que al momento en que los padres asumen las tareas de los niños, estas pierden toda importancia para ellos, lo que puede desencadenar algunos conflictos en un futuro. Es importante que la familia brinde apoyo al pequeño pero nunca debe resolver los problemas por él.

salud natural y belleza

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.