Home » Psicología infantil

Como disciplinar a los hijos de forma eficaz

1 noviembre 2015 No Comment

Como disciplinar a los hijos de forma eficazCuando los niños se comportan de manera inadecuada, en la mayoría de las situaciones las madres llegan a perder la cordura y la paciencia, sin saber cómo responder ante tal circunstancia, por lo que la salida más rápida, pero incorrecta, es la de discutir colocándote al mismo nivel de inmadurez de ellos.

Es importante que los padres, desde el primer año, comiencen a dictar reglas a los niños, de manera que se cree el hábito de la disciplina a tiempo.

Conducta
Establecer los límites desde un principio, ayudará a que los niños sean más obedientes con sus padres en todo momento. A continuación, encontrarás una serie de pasos que serán de gran utilidad al momento de dictar reglas a los más pequeños del hogar:

* Desde un primer momento, hay que dejarles muy claras las normas impuestas por papá y mamá. De no hacer caso cuando los padres hacen un llamado de atención, es necesario explicarles que su comportamiento traerá consecuencias, como por ejemplo, un castigo.

* Evita imponer las reglas solo en ciertas circunstancias; estas deben ser constantes, porque si no, tu pequeño puede ir perdiendo el respeto hacia ti.

Castigo
Aunque a muchos padres la ¡dea de aplicar un correctivo no les parece la más idónea para criara sus hijos, la experta María Luisa Ferros, reconocida psicóloga infantil y escritora, indica que la edad adecuada para comenzar a poner límites a los niños, es a partir del primer año. Es en esta etapa cuando aprenden absolutamente todo, y el decir “no”, es una señal de que algo está mal hecho.

El deber como progenitores no solo es castigarlos, sino además, enseñarles a interpretarlas señales del lenguaje no verbal; es decir, cuando se imponen los límites desde el carácter, pasando por la postura y terminando por el tono de voz.

Errores y aciertos En la crianza de los hijos es muy difícil determinar cuándo algo se está haciendo bien o mal. Es por eso que cuando el niño adopta un comportamiento inadecuado, como padres no se debe caer en el grave error de discutir, ya que esto conlleva a un resultado negativo, y se termina llegando al mismo nivel de inmadurez que ellos. Para contrarrestar esa situación, se debe estar convencido de que cualquier correctivo es bueno y hará de tus hijos personas de bien.

Dar ejemplo
Si bien se debe corregir a los niños cuando estos hacen caso omiso a las advertencias de sus padres, también es cierto que para poder imponer orden y normas dentro del hogar, los jefes de familia deben dar el ejemplo, de tal manera que sus hijos sientan que son un modelo adecuado a seguir. Al momento de aplicar un correctivo, ambos deben estar de acuerdo en los criterios que empleen para la crianza.

Pérdida de privilegios
Alrededor de los tres o cuatro años, la mayoría de los niños entiende el concepto de perder un privilegio o un permiso, aunque también puede suceder desde los dos, en niños con amplio vocabulario. Los niños entienden una pérdida como cuando les quitan un juguete mucho antes, pero les lleva algunos años relacionar claramente Ta pérdida del juguete con un mal comportamiento.

Es recomendable ofrecerles la opción de controlarse, o de perder algunos de sus permisos, para enseñarles sus opciones, o que sus acciones tienen consecuencias. No es apropiado quitarlo a un niño/a, si no se le ha advertido sobre cuáles vana serlas sanciones.

Toma en cuenta su edad
La disciplina no se aprende de un día para otro. El adulto debe entender el contexto de edad que tiene el niño, y su conducta, de acuerdo con su desarrollo mental.

► Menores de cinco años. El pensamiento y el deseo son de satisfacción rápida. Luego, una pataleta solo se modificará aclarándole sus límites, minimizando su respuesta, teniéndole paciencia, y explicándole cuál es la conducta que se espera de él o ella. De ser posible, muéstrale también las consecuencias de sus actos.

► Mayores de cinco años. Ya debe funcionar el manejo del hecho-consecuencia. No hay que temerle a la corrección, pues ellos tienen la capacidad de entender. Al contrario, es el momento para desarrollar normas de convivencia, responsabilidad y respeto por ellos mismos y sus compañeros.

Obediencia

Los niños requieren de una figura de carácter que les imponga normas para su vida adulta. A continuación, algunos consejos para que tus hijos vayan asimilando poco a poco las reglas que les dictas:

+ Nunca pierdas el control.

+ Procura estar consciente de la edad de tu hijo, y ser justa en el castigo que le asignes.

+ Repite solo una vez la orden que le des.

+ Si el niño demuestra un comportamiento adecuado, recompénsalo y felicítalo.

+ Cumple con los castigos que se establecen.

+ Manten una comunicación efectiva, practica la escucha activa y la retroalimentación.

+ Permítele comunicarse y desahogarse cuando le consultes las razones de su comportamiento inadecuado.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.