Home » Featured - Lo más destacado, Otros temas

Cómo cuidar en casa a un bebé prematuro

10 Abril 2012 No Comment

Toda mujer embarazada desea que su hijo nazca sano y a su debido tiempo (nueve meses).

Sin embargo, en ocasiones y por diversas circunstancias, es necesario adelantar el parto y que el niño nazca de forma prematura.

El nacimiento prematuro priva al bebé de un tiempo importante en el útero, y por esto, con frecuencia son más pequeños y pesan menos que los recién nacidos en su tiempo. De allí la importancia que sus padres en casa brinden muchos cuidados especiales que le garantizarán su crecimiento óptimo.

 

Cuidados en casa
Una vez que el bebé sea dado de alta del hospital, debido a la inmadurez de sus sistemas orgánicos está expuesto a contagiarse de infecciones con facilidad.

Por ello, es importante restringir el número de visitas en el hogar. De igual manera, es esencial preservar aspectos como:

  • Lavar las manos con una frecuencia regular especialmmente antes y después de cualquier cuidado que se realice al niño.
  • Mantener las uñas cortas.
  • Evitar el cigarrillo.
  • Prescindir de los perfumes.
  • Vestir al bebé únicamente con prendas de algodón.
  • Mantenerlo abrigado.
  • Alejarlo de peluches y objetos que puedan tener polvo.
  • Bañarlo dos veces por semana y siempre que el niño lo precise. Después del baño, se hará un suave masaje corporal que proporcionará al bebé de un momento relax.
  • Controlar su peso una vez a la semana, procurando que sea siempre la misma báscula.

Mantener una temperatura adecuada en la habitación del niño que debe ser alrededor de 22° C, Se debe procurar que el ambiente sea limpio, ventilado, sin ruidos, buena iluminación y si es posible debe estar separado de sus hermanos para evitar el posible contagio de enfermedades.

No obstante, hay que fomentar que los hermanos participen del cuidado de éste, tanto como sea posible, evitándolos cuando estén resfriados o con fiebre.

 

…y la alimentación
Es importante garantizar al bebé la ingesta adecuada de nutrientes. Lo ideal es que éste se alimente desde el nacimiento con leche materna.

Es aconsejable que se encuentre bien despierto a la hora de comer para que se concentre exclusivamente en succionar. Si el bebé no tiene suficiente fuerza como para vaciar los dos pechos, se recomienda que la madre utilice un sacaleches. La leche extraída se guarda en un biberón limpio y tapado en la nevera para utilizarla en tomas posteriores.

No es necesario sobrealimentar al bebé; éste es un mito común que lejos de beneficiarlo puede generarle trastornos cardiometabólicos a largo plazo.

 

Cuando el bebé debe visitar al médico
Se recomienda llevar al bebé a la consulta médica semanalmente, o con la frecuencia que el pediatra considere para evaluar la ganancia de peso, la cual debe ser de 15 a 30 g diarios. Lo ideal es que sea evaluado por un equipo interdisciplinario, como: neuropediatra, oftalmólogo, fisioterapeutas, etc.

De igual forma, se debe intentar acudir a la consulta médica cuando la presencia de pacientes es menor.

En cuanto a las vacunas, éstas se administran de la misma manera que los bebés que nacieron a su tiempo. Es decir, se inician a los dos meses de vida.

Es importante observar que los bebés prematuros tienen más riesgo de sufrir ciertas complicaciones. El diagnóstico temprano de ellas, el tratamiento y cuidado continuos le garantizarán un buen desarrollo y un crecimiento adecuado

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.