Home » Headline - Lo nuevo, Otros temas

La caída de los dientes de leche y su cuidado

11 Agosto 2014 No Comment

dientes de lecheLa caída de los dientes de leche es un suceso en la mayoría de las familias, ya que marca una etapa en el proceso de crecimiento de los hijos.

Sin embargo, lo que representa alegría para algunos niños (por el regalito que “el ratón Pérez” le va a dejar debajo de la almohada), para otros significa angustia, ya que pueden sentir dolor en algunos casos.

Los padres deben estar preparados y alertas para que este proceso se desenvuelva de la mejor manera posible. A continuación algunos datos y consejos al respecto.

Etapa de cambios

Generalmente, es uno de los dientes incisivos (los del frente) los primeros en caerse, así como fueron los primeros en salir. La teoría dice que es común que los dientes se caigan en el mismo orden que brotaron.

En este sentido, es indispensable que los niños reciban educación sobre el proceso de mudar los dientes y las técnicas de cepillado.  Se recomienda que apenas el niño cuenta con todas las piezas dentales (alrededor de los tres años), se realice la primera visita formal al consultorio odontológico.

Es importante hacerle saber al niño en todo momento que la caída de los dientes de leche ocurre porque ya los permanentes quieren salir, están bajo la encía y empujan a los de leche, hasta que se caen y que el huequito que queda al caer un diente pronto se llenará con otro”.

¿Como apoyarlos?

Los padres deben tener mucha paciencia con sus hijos y ofrecerles información odontológica detallada, porque mientras más se les hable sobre el odontólogo y sus dientes, ellos tendrán más confianza en la consulta, y sobre todo no verán con miedo el proceso de cambiar de dientes de leche a permanentes. 

Es necesario utilizar gráficos y visitas médicas para preparar al niño. Aunque el proceso sea común en el desarrollo de cada niño, es importante tratar cada caso de manera individual.

Datos adicionales

■ Son 20 los dientes de leche, que se cambian por 28 permanentes, y posterior a la adolescencia se suman las muelas del juicio, para un total de 32 piezas dentales.

■ La mayoría de los niños pierden su último diente de leche cuando cumplen los 12 años de edad.

■ Dos veces al año, los niños deben hacer una visita al dentista.

■ Si ya el diente está flojo, anima a tu hijo a que lo mueva regularmente hasta que caiga.

Técnicas de cepillado

El inicio del cambio de dientes de leche a dientes permanentes, obliga a vigilar más los hábitos de cepillado de cada niño. Lo ideal es que utilicen una crema dental sin flúor, por lo menos hasta que ellos sepan que no deben tragarla; la cantidad ideal debe ser similar al tamaño de un guisante.

Lo más recomendable es que los padres vigilen el proceso por lo menos hasta los ocho años, y así tendrán garantía de que los niños lo hacen las veces requeridas, y aplicando la técnica recomendada para retirar completamente los rastros de alimentos y azúcares. Para los niños renuentes a cumplir con la rutina de cepillado, hay un truco que no falla; deja que él te cepille a ti, y tú cepíllalo a él, verás que se mantendrá con los dientes limpios y sanos.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.