Home » Headline - Lo nuevo, Sin categoría

Anemia infantil – Remedios y tratamientos

2 marzo 2014 No Comment

anemia infantil remedios y tratamientosEs la alteración hematológica más frecuente en la infancia y se caracteriza por una disminución de la concentración de glóbulos rojos (eritrocitos) y de hemoglobina en la sangre por debajo de los valores considerados límite o normales.

La función de la hemoglobina, el pigmento rojo de la sangre, consiste en transportar el oxígeno desde los alvéolos pulmonares hasta los distintos tejidos del organismo y de llevarse el producto de deshecho, el dióxido de carbono.

Cuando la cantidad de hemoglobina es insuficiente, esto limita la capacidad para llevar oxígeno a las células del cuerpo. Esta situación afecta el funcionamiento del organismo y, en el caso de los niños, afecta su desarrollo, crecimiento y hasta su rendimiento escolar Este trastorno recibe el nombre de anemia.

 Causas:

* Pérdidas sanguíneas (hemorragias o a una hemofilia heredada)
* Insuficiente producción de glóbulos rojos en la médula ósea
* Deficiencias nutricionales
* Malabsorción de hierro (fibrosis gástrica, enfermedades hepáticas, enfermedad celiaca, alergias gastrointestinales)

Existen diferentes tipos de animia siendo la más frecuente en la edad infantil la denominada «Anemia ferropénica», en la cual la carencia de hierro en la sangre dificulta la producción de hemoglobina.

Un lactante de pocos meses puede desarrollar este tipo de anemia si empieza a tomar leche de vaca demasiado pronto, especialmente si no consume un suplemento de hierro o alimentos ricos en hierro.

La deficiencia se debe a que la leche de vaca contiene muy poco hierro y los intestinos absorben una parte muy reducida del mismo. Además, la leche de vaca en un lactante de menos de seis meses, puede irritarle los intestinos, lo que causará pequeñas pérdidas de sangre a través de las heces reduciendo aún más la hemoglobina.

En ocasiones, los glóbulos rojos tienden a destruirse con facilidad lo cual se conoce como anemia hemolítica y puede obedecer a alteraciones en la superficie de los glóbulos rojos o a otras anomalías en el interior o el exterior de estas células.

Existe otro tipo de anemia llamada falciforme causada por una anomalía en la estructura de la hemoglobina y afecta especialmente a la población de raza negra. Este trastorno puede ser muy grave y se asocia a menudo a hospitalizaciones recurrentes.

Por último, algunas deficiencias enzimáticas también pueden alterar la función de los glóbulos rojos, haciéndolos más vulnerables y aumentando su susceptibilidad a ser destruidos.

 Síntomas

* Piel ligeramente pálida (escasa coloración de los labios, capa que recubre el interior de los párpados y las uñas)
* Pérdida de apetito
* Irritabilidad
* Falta de concentración
* Debilidad y tendencia a cansarse con facilidad.
* Hinchazón de las manos y los pies
* Dificultad respiratoria (en los casos de anemia severa)
* Acelerado ritmo cardíaco o taquicardia (en los casos de anemia severa)

Tratamiento médico

Si observa que su hijo presenta alguno de los síntomas que acabamos de describir, debe consultar a su pediatra.

El doctor procederá a solicitar la realización de un análisis de sangre con hemograma completo, en el que se aprecia un descenso de los niveles de sideremia, ferritina e índice de saturación de transferrina, además de micocitosis e hipocromía.

Si se trata de una anemia de origen nutricional, se intentará eliminar la causa tomando alimentos ricos en hierro. En cuanto a los fármacos, en primer lugar, se emplean preparados de hierro por vía oral, quedando reservada la vía parenteral para casos determinados. Los tratamientos suelen ser prolongados y se mantienen de 6 a 8 semanas, tras haber normalizado la cifra de hemoglobia.

En los casos de nacimientos prematuros y niños que sólo toman el pecho, a su alimentación podrán añadirse unas gotas de hierro para evitar la presencia de una anemia ferropénica.

Remedios para la anemia infantil

Los remedios expuestos son para niño de dos años en adelante y puede complementar el tratamiento médico

Remedio para la anemia infantil #1: Lavar y pelar 3 rábanos y colocar en una licuadora junto con 1 zanahoria picada y un poco de agua.  Licuar por unos instantes.  Dar al niño este jugo a diario.

Remedio para la anemia infantil #2: Verter en un vaso de agua 3 gotas de tintura de genciana y suministrar al niño antes de las comidas.

Remedio para la anemia infantil #3: Lavar, partir en dos y extraer el jugo de una granada (si desea puede mezclarlo con un poco de agua).  Dar al niño este jugo en ayunas.

Remedio para la anemia infantil #4: Proporcionar al niño jugo de ciruelas pasas especialmente antes de dormir.  Este remedio ayuda además a combatir el estreñimiento en caso de que existiera también.

Remedio para la anemia infantil #5: Elaborar ensaladas que contengan hojas de berro

Remedio para la anemia infantil #6: Licuar 100 gramos de berro con un poco de agua y suministrar al niño.

Remedio para la anemia infantil #7: Lavar y picar 1 remolacha y verter en la licuadora junto con el jugo de una naranja.  Licuar por unos instantes y proporcionar al niño en ayunas.

Recomendaciones

Identificar la causa de la anemia antes de iniciar cualquier tratamiento, ya que exiten varios tipos de anemia. Por ello, no se debe suministrar a su hijo vitaminas, hierro u otros suplementos nutritivos, ni tampoco medicamentos sin receta médica, a no ser que se lo indique el pediatra. Esto es muy importante, porque estos tratamientos podrían enmascarar la verdadera causa del problema y retrasar el diagnóstico.

No tomar el hierro junto con la leche, ya que bloquea el proceso de su absorción. En su lugar proporcionar al niño un vaso de jugo de naranja inmediatamente después del medicamento debido a que la vitamina C potencia la absorción de hierro.

Enjuagar la boca de su hijo con agua inmediatamente después de tomar el hierro en forma líquida puesto que mancha los dientes de un color gris-negruzco.

Cuidar la ingesta de los medicamentos que contienen hierro, ya que son extremadamente tóxicos si se toman en cantidades excesivas siendo una de las principales causas de intoxicación en niños menores de cinco años). Por ello, estos medicamentos se deben guardar y mantener fuera del alcance de los niños.

Asegurar que su hijo, una vez crezca, siga una dieta equilibrada y que tome alimentos que contengan hierro como las yemas de huevo, las hortalizas, las frutas amarillas, la carne roja, las papas, los tomates, la melaza y las uvas pasas.

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.