Home » Otros temas del embarazo

Alimentos peligrosos durante el embarazo

8 Mayo 2011 No Comment

Alimentos peligrosos durante el embarazoCuando la mujer no está embarazada, la clave de su salud consiste en mantener una alimentación moderada y balanceada.

Sin embargo,cuando se está esperando un bebé, es importante no sólo comer de forma adecuada sino saber cuáles alimentos conviene o no e incluso cuáles pueden resultar peligrosos para el desarrollo neonatal del niño.

A continuación se detallan cuáles alimentos son considerados peligrosos y que deben ser evitados.

Bebidas alcohólicas
El alcohol no sólo resulta tóxico para el feto sino tiene una acción antagonista con algunas vitaminas como el ácido fólico lo que puede provocar el llamado síndrome alcohólico fetal, que se caracteriza por malformaciones y retraso mental.

Muchas embarazadas piensan que este síndrome ocurre sólo cuando se bebe mucho alcohol. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que las madres que toman pequeñas cantidades del alcohol diarias están en riesgo que sus hijos sufran esta condición.

El café
Aunque los médicos no prohíben tomar café, si aconsejan que se reduzca mucho su consumo. Varios estudios han relacionado la ingesta de cafeína con el riesgo de aborto espontáneo. Las mujeres embarazadas metabolizan de forma más lenta la cafeína, que pasa de forma directa al feto a través de la placenta lo que pueden aumentar las posibilidades que se induzca un aborto espontáneo.

Los alimentos crudos
Para evitar la toxoplasmosis (enfermedad causada por el parásito toxoplasma gondii), se recomienda que la embarazada no consuma alimentos crudos como los marinados de carne o pescado y el jamón serrano, ya que si contrae esta enfermedad por primera vez en el primer trimestre, tiene un 15 por ciento de probabilidades de que su feto se infecte, lo que puede acarrearle consecuencias muy graves, como hidrocefalia y retraso mental.

Respecto a las verduras, este parásito también puede esconderse entre sus hojas. Por eso, se debe evitar el consumo de ensaladas fuera de casa.

Alimentos ahumados y excesivamente salados
Los pescados ahumados pueden representar un riesgo si contienen nitrito sódico, ya que pueden convertirse en nitrosaminas, sustancias que daña el feto. Además, la sal que contiene este tipo de alimentos puede favorecer la retención de líquidos haciendo que los pies de la embarazada se hinchen.

Los quesos blandos
Los quesos blandos, como Feta, Brie, Camembert, y los de Roquefort o Cabrales también pueden transmitir una infección llamada listeriosis la cual es producida por la bacteria listeria monocytogenes.

Por ello, es necesario que la mujer embarazada evite consumir esto quesos, ya que tiene un 20 por ciento más de probabilidades que otros adultos sanos de contraer esta enfermedad, que se trasmite al feto por la placenta y puede causar parto prematuro, aborto o secuelas neurológicas, entre otras consecuencias.

Los dulces
Se recomienda que las embarazadas consuman dulces de forma esporádica. Los dulces están elaborados con azúcar, que es un alimento exclusivamente energético y no aporta al organismo nutrientes (proteínas, minerales y vitaminas) como en el caso de las legumbres, frutas, lácteos, etc.

Además, la bollería industrial suele contener grasas y aceites saturados, o peor aún: las llamadas grasas “trans”. Ambas elevan mucho el nivel de colesterol en la sangre y favorecen la formación de trombos en la corriente sanguínea, riesgo que la gestación incrementa, por el efecto de las hormonas, por lo que no te conviene abusar de ella.

Algunas embarazadas consideran que si consumen edulcorantes en lugar de azúcar evitan cualquier problema de salud. Sin embargo, debido a que la sacarina podría atravesar la placenta (no existe evidencia científica que demuestre efectos nocivos a la salud del bebé), se recomienda mejor no tomarla sin supervisión del médico.

Igualmente, algunos productos “sin azúcar”, como los chicles o caramelos, suelen contener sorbitol (en la etiqueta a menudo aparece como E-420). Se trata de un alcohol de azúcar que nuestro organismo produce, y que ingerido en grandes dosis puede causar diarreas o ser tóxico para el sistema nervioso.
Con base a todo lo anteriormente expuesto, se aconseja que, si la embarazada tiene antojo de algo dulce, consuma, en lugar de pasteles (con o sin edulcorantes) y bollería industrial, frutas naturales, tiras de zanahorias, palitos de pan integral o yogur.

 

Temas relacionados
¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico durante el embarazo?

Jugos curativos y protectores para la madre y su bebé

 

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.