Home » Psicología infantil

Qué hacer si su hijo tiene una adicción a los videosjuegos

8 Mayo 2011 No Comment

Muchos padres de familia se preocupan cuando observan que sus hijos, al regresar de la escuela o en los fines de semana, se encierran durante horas en su habitación para dedicarse por completo a los juegos de video.

Esta conducta no es rara especialmente en la preadolescencia. Sin embargo, muchos padres se preguntan si pasar todo el tiempo jugando al video no afecta negativamente el desarrollo social de sus hijos debido a la falta de contacto con su familia y amistades en general.

Los juegos de video se vuelve fácilmente adictivo y los padres deben poder reconocer si su hijo se encuentra en esta situación.   Algunas señales de adicción son las siguientes:

  • El niño parece estar en estado de trance mientras juega.
  • Se resiste tenazmente a que le limiten el tiempo para los juegos de video

Si su hijo presenta los anteriores síntomas, lo más probable es que sea un  adicto a los juegos de video.   A continuación algunas recomendaciones para poder mantener a su hijo a raya con respecto a los juegos de video:

Desarrollar un sistema de incentivos. Es necesario crear un sistema en el que los niños puedan ganar el privilegio de jugar video. No permita que el niño piense que tiene automáticamente este privilegio.  Podría decir, por ejemplo: “”El uso de los videojuegos es una recompensa por hacer labores, terminar la tarea o cumplir con algo especial relacionado con la casa”.

Fijar límites al tiempo de juego. Se puede comprar un aparato que mida el tiempo de televisión, y de esta forma controlar, también, el tiempo de juego.

Adoptar un horario para “saltos a la realidad”. Después de cada hora de juego de video, resulta conveniente solicitar al niño que realice un ‘salto a la realidad’ para discutir brevemente con un miembro de la familia o un amigo cualquier cosa que esté sucediendo en casa.  De esta manera no estará tan enfocado en el mundo de fantasía de los juegos.

Descansar los ojos y músculos cansados. Sería adecuado que su hijo interrumpa su enfoque visual cada 20 minutos para prevenir el dolor de ojos.  Hacer que vea hacia arriba del juego y que enfoque algo a la distancia por varios segundos.  Mientras hace esto, es necesario alentarlo a levantarse y mover los músculos durante uno o dos minutos, para aliviar la tensión.  Todo ello,  permitirán a su hijo recordar que hay otro mundo más allá del monitor de video.

Convertir la ocasión en algo social. Puede invitar a los amigos de su hijo a jugar con él al video, para que no juegue consigo mismo.   Cuando sea posible, se debe seleccionar juegos que permitan que dos niños participen. Aun con juegos solos, pueden jugar dos niños en paralelo, tomando turnos y comentando el desempeño de cada quien.

No los combata, únase a ellos. Puede, incluso, el padre jugar con el hijo para que pueda conocer de qué se trata cada juego y sepa de lo que le habla su hijo.  Puede preguntarle lo que le gusta, y así podrá orientarlo para que prefiera los juegos más positivos y menos violentos.

Presionar a favor de los juegos de computación.  Puede alentar a su hijo a que cambie hacia los juegos de computación de tipo educativo.  Aún si la coordinación ojo-mano (visomotriz) es lo más valioso en los juegos de video, hay juegos de computadora que brindan esto y más, lo que los hace más valiosos que la mayoría de los videojuegos.

Cambiar la fuente de poder. Debido a que los videos juegos proporcionan poder a los niños, los padres pueden ayudarle a sentirse, también, importantes mediante actividades interactivas que le den poder a su hijo mediante la participación y el aprendizaje.  Por ejemplo: Si su hijo sobresale atléticamente, obtendrá el sentido de poder mediante su participación en su deporte favorito.

Ir a la realidad. En lugar de comprar un juego de video basado en un deporte, porque no mejor llevar a su hijo a ver el deporte en vivo.  Eso no sólo lo alejará de la pantalla, sino que también dará tiempo para la camaradería y para que padre e hijo puedan compartir juntos.

Buscar la conexión en la escuela. Si su hijo recurre al escapismo con los juegos de video por sus bajas calificaciones en la escuela, lo mejor es atacar el problema de raíz, en vez de tolerar formas sustitutas de tratar con la frustración.  En este sentido, sería conveniente la intervención profesional de una terapista familiar para ayudar con el sistema familiar en conjunto.

Conozca también

¿Qué hacer para evitar que la televisión se convierta en un hábito negativo en su hijo?

Vínculos patrocinados

Deja un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.